La Policía Local de Alcalá  de Guadaíra ha neutralizado una macrofiesta desarrollada en el canal de los presos durante la noche del sábado. La misma no sólo infrigía toda norma de seguridad sanitaria entre los allí presentes que sumaban más de 100 personas, sino que también infringían las normas antibotellón.

Según ha confirmado la delegada de Gobernación,  María José Morilla, se han denunciado a más de 50 personas obligándolas a su posterior desalojo, además de la recogida de basura allí depositada.

Estas actuaciones se han producido con la ayuda de la Policía Nacional en Alcalá. «Como Delegada de Gobernación quiero anunciar mi más sincero apoyo a los agentes intervinientes en este acontecimiento delictivo», ha expresado Morilla.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario