Inauguración de la Zona Franca / SA

Al menos seis entidades interesadas en incorporarse al espacio, lo que supondría una ampliación del mismo hasta el 1.200.000 metros cuadrados

La Zona Franca de Sevilla ha entrado hoy en funcionamiento con la inauguración del nuevo puesto de mando de la Guardia Civil y con la actividad del primer operador económico instalado en este espacio fiscal.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha destacado “las buenas perspectivas” del espacio tras anunciar que en estos momentos “hay al menos seis empresas, también de primer nivel, que nos han trasladado su objetivo de incorporarse también a la Zona Franca, lo que conllevaría la ampliación del recinto fiscal, pasando de los actuales 700.000 metros cuadrados hasta los 1.200.000 metros cuadrados.

Sanz, que ha visitado hoy el nuevo puesto de mando de la unidad fiscal y de frontera de la Guardia Civil, ha subrayado que hoy es un “día clave” para el futuro de la Zona Franca, ya que se consolida como un “revulsivo de inversión para la ciudad y para Andalucía, así como motor de desarrollo económico, riqueza y empleo”.

El delegado ha estado acompañado durante esta visita por el Subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano; el delegado especial de Zona Franca, Javier Landa; el delegado de Agencia Tributaria estatal en Andalucía, Ceuta y Melilla, Jorge Ramírez; el presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Gracia; el Capitán de la Guardia Civil de Puertos y aeropuertos, Inocencio Rachón; y el Coronel de la Comandancia de Sevilla, Fernando Mora, entre otros. A todos ellos, Sanz les ha agradecido su “apoyo y apuesta” por el proyecto.

En esta línea, ha explicado que, a la incorporación de esta unidad fiscal y de frontera de la Guardia hay que sumar que, tras meses de adaptación y trámites, la Zona Franca ha otorgado la condición de operador económico a la que ya es la primera empresa en beneficiarse de las “atractivas condiciones desde el punto fiscal y financiero” de este recinto, “pero no será la única”. Así, ha dicho que en el plazo de un mes, y si no hay imprevistos, “otras cinco empresas de gran magnitud recibirán la condición de operador económico”.

Para ello, ha explicado Sanz, estas empresas deben adaptar su sistema operativo, informático y la comunicación de sus propias operaciones económicas a los requisitos que marca la Dirección General de Aduanas de la Agencia Tributaria, “un proceso que a partir de ahora será más fácil dada la experiencia y el aprendizaje adquirido” con el ingreso de estos primeros operadores económicos de la Zona Franca.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad