Pode del ficus de San Jacinto / Salva tus árboles

Este martes han comenzado los trabajos en San Jacinto para acabar con la vida del ficus longevo que se encuentra en el recinto de la parroquia y cuyo sacerdote fue el encargado de solicitar al Ayuntamiento que se hiciera cargo del mantenimiento del árbol, ya que la iglesia no podía sustentarlo económicamente.

El propio párroco ha sido quien ha confirmado que por el momento solo es una poda pero que «sintiéndolo en el alma, hay que tomar una decisicón drástica». Los gastos de la operación corren a cargo de la institución religiosa, quien asegura que dará a conocer las cifras que está suponiendo la poda y posterior tala del ficus. La última poda que se le realizó supuso un coste de 12.000 euros para la parroquia.

Además de la cuestión económica, informe elaborados por la corporación municipal señalaban el daño que está provocando este árbol de grandes dimensiones a la Parroquia de San Jacinto, declarada Bien de Interés Cultural, y el riesgo que supone para los viandantes.

De hecho, esta ha sido la explicación que Antonio Muñoz, alcalde de la ciudad, ha dado a través de su cuenta en Twitter sobre la tala del ficus de San Jacinto: «compartimos la preocupación de la iglesia y respetamos su decisión técnica sobre el ficus de San Jacinto dado el gran riesgo para los viandantes y la estructura del edificio».

«Es un tramo de San Jacinto con mucha afluencia de peatones y es zona de paso tanto para el colegio, con cientos de niños, como para la iglesia a la que entran muchas personas todos los días. Una decisión difícil y triste para la ciudad y el barrio». añadía Muñoz.

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.