En su V centenario. Ubicada en el sevillano barrio residencial conocido como Ciudad Jardín (41005) -conjunto de pequeños chalets unifamiliares construido para la Exposición Iberoamericana de 1929, dentro del distrito de Nervión-, con sus 429 m de longitud esta calle Antonio de Nebrija discurre entre las rotuladas como Francisco Varela donde empieza y Juan Bautista donde termina. Inicialmente denominada calle 25, con un lustro de retraso conmemorativo natalicio, en 1949, pasó a ser rotulada en honor y memoria del humanista y gramático que trajo la modernidad al español, entre otros importantes logros sociales y culturales.

Antonio de Nebrija (1444-1522), de quien este verano se cumplirá el quingentésimo (500.º) aniversario de su muerte. Una efeméride redonda y luctuosa del que fue nuestro Erasmo antes de Erasmo, que irá acompañada de actividades sociales varias, ediciones conmemorativas ad hoc y actos culturales propios, que nacen con la intención de resaltar el valor personal del hombre e intelectual del genio y, de camino, el de la universal permanencia de nuestro idioma. O algo así.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Puedes hacerte socio o registrarte gratis

Si estás registrado o eres socio inicia sesión

Carlos Roque Sánchez Gómez

Catedrático de Física y Química jubilado. Autor del blog 'Enroque de Ciencia' (carlosroquesanchez@gmail.com)