Oftalmólogas pediátricas del Virgen del Rocío, Begoña Balboa, Margarita Cabanás y Eva Parra / HUVR
Oftalmólogas pediátricas del Virgen del Rocío, Begoña Balboa, Margarita Cabanás y Eva Parra / HUVR

Los profesionales de la Unidad de Oftalmología del Hospital Universitario Virgen del Rocío desarrollan un programa de prevención de la retinopatía del prematuro: una enfermedad que puede causar ceguera en los bebés nacidos prematuros, antes de las 32 semanas y con un peso inferior a 1.500 gramos. Gracias a este seguimiento, impiden que los pequeños pierdan la vista.

En la mayoría de los casos, esta patología se resuelve por si misma y solo requiere de las revisiones estrechas que realizan los especialistas en consulta. En total, atienden 50 consultas al mes relacionadas con la prematuridad ya que el programa se mantiene hasta los 14 años.

En otras ocasiones, sí precisa que se aplique una técnica láser en quirófano que revierte el crecimiento en exceso de los vasos sanguíneos de la retina. Esto se aplica a entre 15 y 20 neonatos al año, ya que afortunadamente no es una patología frecuente.

La retinopatía del prematuro consiste en una formación de vasos anómalos de forma aleatoria en el interior del ojo. Estos vasos tienen una tendencia natural al sangrado y a la elevación de la tensión ocular, que puede ocasionar cicatrices, desprendimiento de retina y ceguera.

Solo algunos hospitales de España de tercer nivel controlan este complejo procedimiento, que trata de cerrar el área que hay al borde de la retina donde aún no se han formado estos vasos para proteger las zonas sanas. Esta técnica estándar, que se aplica siempre en los dos ojos, se puede combinar con fármacos también dirigidos a inhibir el crecimiento anómalo de los vasos sanguíneos del ojo.

Sin duda, el trabajo multidisciplinar que realizan los oftalmólogos sevillanos (las dras. Begoña Balboa y Eva Parra) junto a neonatólogos, anestesiólogos, y enfermería resulta clave en el éxito. Asimismo, disponen de un quirófano en la propia unidad que facilita la aplicación de estas técnicas que requieren de anestesia por la propia fragilidad del paciente y su pequeño tamaño, lo que la hace especialmente compleja.

Cada año, son más de 70 los profesionales entre especialistas médicos, residentes, personal de Enfermería y administrativo los que integran el servicio de Oftalmología, que dirige la Dra. Margarita Cabanás en el Hospital Universitario Virgen del Rocío. Este personal atiende en consulta a más de 73.000 pacientes y opera a más de 5.500 por patologías del ojo.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad