La pandemia por el coronavirus ha dejado muchos ámbitos de nuestra vida con el contador a cero. Del aspecto que más se habla es de la economía, sin embargo, las relaciones personales y la manera de afrontarlas, también han cambiado y han disminuido. Este hecho ha dejado muchos planes a medias, o simplemente sin comienzo. Así ha pasado con la búsqueda de los hijos en las familias. La tendencia era baja en 2019, pero con la llegada de la pandemia, esta ha bajado aún más. No obstante, tras la desescalada de la primera ola del COVID-19, ha habido un repunte en los nacimientos en Sevilla.

Los alumbramientos registrados en 2020, el primer año de pandemia, fueron 15.104. Esta cifra supone una caída de más del 7% respecto a 2019, año en el que nacieron 16.233 bebés. Sin embargo, y a pesar de que se ha registrado otra caída hasta el mes de abril respecto al año anterior, los nacimientos registrados en el tercer y cuarto mes del año suponen un punto y a parte a esta baja tendencia. Asimismo, el mes de diciembre fue el más nefasto, llegando a batir un récord negativo de natalidad por la pandemia.

Una predicción errónea

Muchas personas pesaban que, debido al confinamiento, habría un baby boom. Sin embargo, las cifras de nacimientos en diciembre, justo nueve meses después del confinamiento, son las más bajas del país desde 1970. 1040 fueron los nacimientos del último mes de 2020, 416 menos que el mismo mes de 2019 y el valor más bajo en un mes de los últimos cinco años.

Así, en enero, bajó un 18,2% el número de nacimientos respecto al año anterior. Esto mejoró en febrero, aunque no tanto como para alcanzar las cifras de 2020. Sin embargo, son marzo y abril los meses que reflejan las cifras más esperanzadoras. 1417 nacimientos se registraron en marzo, noveno mes desde junio, fecha de la primera desescalada.

Según el INE, es mes de abril cierra con 88 bebés más que el año anterior y 77 menos que 2019, cuando no estaba la pandemia. Así, debido a la desescalada, los nacimientos en Sevilla se han visto aumentados en marzo y abril.

A pesar de ello, los cuatro primeros meses de 2021 siguen dejando una tendencia negativa en Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *