La Policía Nacional detenía en la madrugada del pasado sábado a un pirómano que intentó prender fuego a las atracciones infantiles situadas junto al Mercado de San Gonzalo. Según adelanta Diario de Sevilla, varios testigos observaron a una persona incendiando la parte trasera de la instalación, con la clara intención de que ardiera por completo.

Los agentes se personaron y encontraron a un hombre de unos 50 años que podría padecer algún tipo de trastorno mental. Los daños solo alcanzaron finalmente a la cortina azul que cubre las famosas ‘calesitas’, situadas en la Plaza San Martín de Porres desde hace más de 60 años.

La Policía Nacional investiga ahora si este hecho tiene relación con la quema del puesto de Jimmy, un tendero que trabaja en la esquina de República Argentina con López de Gomara, frente a la comisaría de Policía.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad