La Policía Local de Sevilla ha detenido a una mujer de 30 años tras dar positivo en alcohol y drogas cuando conducía. Además, intentó agredir a su madre y a los agentes que la arrestaron. Se le atribuyen los presuntos delitos contra la seguridad vial, por conducir bajo los efectos del alcohol y drogas, y por lesiones y atentado a la autoridad.

En concreto, los hechos ocurrieron a las 15:30 horas del sábado, cuando la madre avisó a la policía de que su hija iba a conducir bajo los efectos del alcohol. Los agentes localizaron el vehículo y comprobaron que la detenida presentaba signos de embriaguez, por lo que reconoció haber bebido alcohol y consumido cannabis.

La mujer, que se negó a realizarse la prueba de alcoholemia, intentó agredir varias veces a su madre y a los agentes, propinándole a uno de ellos un puñetazo en el tórax. Tras ser arrestada, fue trasladada a un centro médico y a dependencias policiales, donde quedó en libertad conforme a lo dispuesto en estos casos por el decreto de alarma.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario