Uno de los locales precintados / SA

La Policía Local ha desplegado esta madrugada un dispositivo especial para la vigilancia y control de las zonas de botellona y el consumo de bebidas fuera de los establecimientos.

Atendiendo a demandas vecinales, agentes de la Policía Local han intervenido en diferentes zonas de concentración habitual de jóvenes como el Paseo Marqués del Contadero, la calle Radio Sevilla, etc., desalojando los entornos y denunciando aquellas infracciones observadas.

Tras la actuación Policía Local, varias dotaciones de Lipasam actúan devolviendo a su estado normal los espacios públicos afectados. En otro orden de cosas, en la calle Pérez Galdós, del barrio de la Alfalfa, los agentes han precintado cuatro bares por vender bebidas para su consumo en el exterior. Tras esto Lipasam volvió a intervenir en la zona.

Este operativo se desarrollaba de forma simultánea a los controles de alcoholemia realizados en distintos puntos de la ciudad, así como el dispositivo coordinado entre Policía Local y Bomberos para la vigilancia previa de los establecimientos en los que se puedan organizar fiestas para Halloween. En el marco de esta campaña inspectora, durante esta madrugada, los agentes han inspeccionado ocho discotecas, de las que cinco presentaban irregularidades por las que fueron denunciados.

Una de las discotecas inspeccionadas fue denunciada por vender alcohol y tabaco a menores, por lo que fue precintada, desalojando del interior un total de 186 personas, de las que 108 eran menores de edad.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario