La Policía Local ha retirado en las últimas horas un total de 23 patinetes eléctricos de alquiler en las calles de la capital hispalense. Estos vehículos obstaculizan el paso en aceras y zonas peatonales, además de ocupar pasos de peatones y usar estacionamientos no habilitados para ellos. 

La nueva regulación

La nueva normativa sobre el uso de los patinetes eléctricos en Sevilla se aprobó la semana pasada, incorporando previsión de multas de hasta 400 euros para las infracciones consideradas más graves. Pero, ¿qué requisitos se deben cumplir? ¿Qué está prohibido? Así es el nuevo código.

Los patinetes eléctricos no podrán circular por aceras o zonas peatonales, tampoco por la calzada. Sí podrán hacerlo por las vías ciclistas y en las calles declaradas como Zona 30 o 20, además de en calles de sentido único y velocidad limitada a 30 kilómetros por hora, si no hay vía ciclista.

También se podrá sustituir la obligación de llevar encima en todo momento la información técnica del vehículo (las dimensiones, el peso en vacío, la potencia y la velocidad máxima) por una pegatina aderida al mismo.

La edad mínima permitida para circular es de 15 años. Excepcionalmente se permite la circulación a menores de 15 años, y únicamente por las vías ciclistas, siempre que vayan acompañados de un adulto. En todo caso los menores de 15 años deberán circular con casco protector.

Sanciones a empresas

La Policía Local de Sevilla ha realizado durante este mes de septiembre una campaña de inspección a establecimientos que exponen a la venta o alquiler vehículos de movilidad personal, principalmente patinetes eléctricos, y ha denunciado 13 por alquilar o vender estos sin autorización.

La operación se ha llevado a cabo por agentes de la Unidad de Tráfico y Motoristas de la Policía Local con el objetivo de localizar establecimientos donde se exponen los vehículos de movilidad personal para alquiler o venta sin autorización. De esta forma, se pretende evitar que establecimientos sin autorización y sin las debidas garantías de seguridad desarrollen esta actividad.

Se han inspeccionado negocios de todo tipo, desde hoteles hasta bazares, pasando por talleres, lavanderías, tiendas turísticas o establecimientos de recambios de automóviles. De estas inspecciones las infracciones más habituales detectadas han sido las de carecer de licencia para realizar actividad alguna, o si la tienen, que ésta sea para una actividad distinta de la realizada, así como ceder un espacio a la empresa propietaria de los patinetes para que los exponga con contrato de colaboración, sin tenerlo contemplado en la licencia o declaración responsable y presentando instalaciones eléctricas para carga que podrían vulnerar las medidas de autoprotección.

Así, como ejemplo, se ha detectado una tintorería con baterías de patinetes conectadas en red sin estar supervisadas, lo que puede suponer un riesgo para usuarios y los residentes en el mismo bloque.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *