La Guardia Civil y la Agencia Tributaria, en una investigación conjunta, han desarticulado un clan familiar dedicado al contrabando de labores del tabaco, así como al cultivo y tráfico de marihuana. La operación, denominada ‘Amalfi/Loralco’, se inició a primeros del mes de junio cuando funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de Sevilla, en el marco de una investigación de contrabando de tabaco, aprehendieron 295 kilos de picadura y detuvieron a dos vecinos de la localidad sevillana de Alcolea del Río.

Tras nuevas indagaciones, se detectaron varias viviendas en las cuales las personas investigadas tenían cultivos ‘indoor’ de marihuana, iniciándose en ese momento una investigación conjunta entre la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera de Sevilla y el equipo de Policía Judicial de Lora del Río de la Guardia Civil.

En el transcurso de la investigación se comprobó cómo las viviendas en cuestión estaban enganchadas de manera ilegal al suministro eléctrico. Una vez identificados a los presuntos responsables de los cultivos, se decretó la entrada y registro por parte del Juzgado de Instrucción número 3 de Lora del Río, dando como resultado la intervención de 337 plantas de marihuana y resultando detenida por estos hechos una persona más, siendo en total tres los investigados.

Los detenidos en Alcolea por el contrabando de tabaco y la plantación de marihuana se les imputan delitos de contrabando, contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, junto con los efectos y diligencias realizadas, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.