Audiencia Provincial de Sevilla / SA

Un juzgado de Sevilla ha condenado a dos años de prisión al portero de una discoteca que dejó tuerto a un cliente tras propinarle un puñetazo en un local nocturno de la localidad sevillana de La Cabezas de San Juan. El golpe propició el «estallido ocular» del ojo izquierdo de la víctima, que además provocó que cayera al suelo tras quedar inconsciente. La lesión ocular le ha privado de casi la totalidad de la visión de su ojo izquierdo.

Una sentencia del 29 de marzo de este año que recoge Europa Press declara probado los hechos, que ocurrieron en el mes de junio de 2015 en la disctoteca de verano y terraza Mikonos, de dicha localidad.

La sentencia recoge que el portero de la discoteca, que actualmente tiene 44 años, inició un forcejeo con la víctima, de 63 años en la actualidad, y acabó propinándole ese puñetazo por el que ahora se le sentencia a cárcel.

La Sección Tercera de la Audiencia condena a dos años de cárcel al agresor y además tasa la indemnización en 42.350 euros, además de ordenar entregar a la víctima los 38.500 euros que el condenado consignó. Por otro lado, se declara a la empresa de seguros de la discoteca como «responsable civil directa» y a la mujer que regenta el local como «responsable civil subsidiario». El tribunal da 40 días de plazo para entregar a la víctima el total de la indemnización

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.