Fachada de un bar

La hostelería sevillana está cansada. El sector es el protagonista de la pandemia por todos los efectos negativos que han provocado las medidas sanitarias. El último ejemplo fue la semana pasada, cuando la Junta de Andalucía estableció nuevas restricciones para bares y restaurantes de municipios que se encuentren en nivel de alerta 3, grado 1. Esta situación ha tensado la relación existente entre la patronal del colectivo y el Ejecutivo de Juanma Moreno. Por ello, un grupo de hosteleros sevillanos ha decidido crear otra asociación que vaya más allá en las reivindicaciones. Esta patronal de bares de barrio advierte, incluso, con llevar a los tribunales a los expertos que constituyen el comité donde se deciden las medidas restrictivas. De hecho, una de las peticiones de la federación andaluza que representa a este sector ha sido, precisamente, la de constituir una mesa técnica en la que se consensuen tales decisiones. 

La nueva patronal está formada por los integrantes de la plataforma Sevilla son sus bares. A principios de 2021 comenzaron con una campaña de movilizaciones ante las restricciones que estaba sufriendo el sector durante la tercera ola de contagios. Ya entonces se quejaban de que la asociación oficial hubiera enterrado «el hacha de guerra» ante las decisiones tomadas por la Junta. 

La nueva entidad será constituida 15 días y su presidencia la ocupará Celso Torres. La junta directiva estará formada por siete vocales, que representarán a los distintos tipos de negocio que acoge el sector. «En breve pasaremos de ser una plataforma de hosteleros a ‘Club de Hosteleros Sevilla son sus bares'», refieren miembros del grupo.

El principal objetivo de la asociación es «dar voz» a los negocios pequeños, de barrio y pueblo, por lo que se aleja de aquellos establecimientos enfocados principalmente al turismo, por encontrarse cerca de enclaves monumentales. Se ha fijado una cuota de pertenencia de 30 euros al año y la secretaría técnica correrá de parte del despacho de Sanguino & Abogados.

Protestas programadas

La patronal de bares de barrio tiene prevista una manifestación para el miércoles 28 de abril. En este punto difiere de la única patronal que por ahora existe, cuyo presidente ya expresó la semana pasada la negativa ante protestas de este tipo.

Está claro, por tanto, que el coronavirus también ha provocado una fractura en el colectivo, hostelero. Este se ha dividido entre negocios del centro y zonas turísticas, que han intentado alcanzar un acuerdo; y los de menor tamaño y de barrio, que son mucho más reivindicativos en sus exigencias y que están dispuestos a llegar a los tribunales. Un cisma en época de pandemia.

 

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *