Resultado del test de alcoholemia /PoliciaLocalcc
Resultado del test de alcoholemia /PoliciaLocalcc

La Policía Local de Castilleja de la Cuesta detuvo este lunes a una joven de 32 años, posteriormente acusada y denunciada por un delito contra la seguridad del tráfico, tras interceptarla dando varias vueltas a una misma rotonda a gran velocidad.

Una patrulla de la Policía que se encontraba cerca de la rotonda de «Inés Rosales» le dio el alto tras comprobar su gran velocidad y que circulaba con la música muy alta. La joven no atendió la petición de los agentes a la primera, por lo que tuvo que ser detenida por el propio patrullero y después sometida a una prueba de alcoholemia que arrojó un resultado de 1,11 mg/l en aire respirado, una cifra casi cinco veces superior al máximo permitido para conducir, por lo que fue informada de que había sido imputada de un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

Inicialmente la joven no quiso hacerse la prueba de alcoholemia por lo que la Policía Local de Castilleja le informó que eso supondría un delito mayor al de conducir en estado de embriaguez.

Asimismo, le fue realizada la misma prueba a su acompañante, que al arrojar un resultado negativo y tener carné de conducir en vigor se le permitió que se llevase el vehículo.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *