Portada » Opinión » Palabras desde Londres » Necropolítica global
Palabras desde Londres

Necropolítica global

La necropolítica se define como el uso político y económico de la muerte de personas.

Dicho así suena a película de Hollywood, novela negra de Stephen Kings o denuncia política de regímenes totalitarios no colaboradores, pero si son amigos, se hace la vista gorda porque los recursos naturales valen más que las personas.

Occidente es el conjunto de países alineados con los EEUU. En ellos solo se tolera la democracia capitalista-neoliberal, es muy importante  tener en cuenta el apellido de este tipo de régimen, porque marca la guía de actuación de sus gobiernos. Aplican unos parámetros tenues para la macroeconomía, aunque en microeconomía, la que nos afecta, dejan un resquicio para la mejora de la vida de millones de personas. Un ejemplo bastante palpable son las diferentes actuaciones de estados de la UE y Canadá respecto a países como EEUU.

“Capitalism has neitherthecapacity, northemorality, northeethicstosolvetheprobloems of poverty”

En Reino Unido, nuestro confuso Prime Minister nos ha prohibido tener sexo con personas que no convivan con nosotros. Quizás, si pisase la calle de verdad, vería cómo los parques, las playas y los jardines de vecinos están llenos de gente festejando y pasándose por el forro las recomendaciones y las prohibiciones blandas que él ha decretado. Tan duro para unos temas y qué suave para otros. ¿Por qué?

Básicamente se está mandando un mensaje a la ciudadanía. Los ciudadanos solo valemos para mantener el sistema financiero, hay que ahorrar coste. Esos “lujos” que ellos ven, como la sanidad pública, son un gasto y un diamante en bruto que se puede pulir para generar dinero. Cada pensionista que muera es un ahorro, cada inmigrante que no use el sistema de sanidad, por defecto, es otro. Y cuando no podamos producir, mejor que nos muramos. Esa cancioncilla se está escuchando por todas partes y la extrema derecha la está propagando. Solo hay que ver cómo le va aTrump y  a Bolsonaro. ¡Cuántas muertes innecesarias! Aquí tampoco se están quedando cortos.

“Toomuchcapitalismdoesnot mean toomanycapitalists, buttoofewcapitalists”

No se ha frenado la propagación, el número de muertos (más de 50 mil) aumenta, al contrario que otros estados de la UE, pero eso da igual, el 31 de diciembre del 2020 ya no habrá estadísticas oficiales para compararlas con la UE y como solo mirará hacia Trump, en el fondo todo será un camino de rosas y arcoíris (léase con ironía). Para colmo, Boris pide a todos los europeos que regresen al Reino Unido, porque para levantar la economía viene mejor mano de obra barata y cualificada.

Debes leer también  Erre que erre

Los recortes en sanidad siguen en plena pandemia, el proceso de privatización va a seguir en marcha. A la ciudadanía solo nos queda defenderla y resistir para que no se produzca, pero no siento esos aplausos como fuerza real para un efecto evitarla.

“Don’tyouknowthatnobody can makeyou be shit? You can onlyletithappen”

Se va a estrenar una serie sobre la generación Windrush, Sitting in Limbo, basada en la vida de Anthony Brad, un hombre que después de vivir 50 años trabajando, cotizando y cumpliendo la leyes británicas sin infringirlas es detenido y casi deportado. Una serie de artículos de prensa y un documental revelaron a la ciudadanía su historia, una más de tantas. Próximamente va a emitirse y podremos ver desde la ficción la injusticia a la que fue sometido. Es un claro ejemplo de lo que nos puede pasar a cada ciudadano de la UE con el beneplácito de un gobierno clasista, votado por una mayoría que quiere pertenecer a esa élite clasista a la que no  alcanza y encuentra su consuelo comportándose como ella.

“Treatedlike a criminal”

La UE, al no ser una república soberana con criterio independiente es un coladero de intenciones, que la dirigen a un lento sin sentido político, lo que a su vez afecta a su población. El covid-19 es un claro ejemplo.

Los Países Bajos después de las dos guerras mundiales aprendieron una lección muy importante. Eran vulnerables y aquellos mismos que los habían liberado les iban a quitar su imperio colonial, directa o indirectamente. ¿Cómo contrarrestarlo? A la británica, siendo parte indiscutible y así sus consecuencias no afectarían a su oligarquía ni a su monarquía, una de las más ricas.De ahí que naciera el Benelux, la unión geoestratégica y económica con Bélgica y Luxemburgo, luego se promovió el mercado europeo en diferentes etapas. Pero todo este ánimo de unión tenía una cláusula, su alineación incondicional con los EEUU, es decir, con el presidente de turno.

Hubo un estudio, por fortuna solo se quedó en  eso, que el gobierno neerlandés mandó hacer para saber las consecuencias de una eutanasia directavoluntaria para mayores de 70 años en la sociedad. Aunque fuera un estudio, era un enfoque muy inhumano para personas que llevan toda la vida trabajando y solo quieren vivir sus últimos años decentemente. La eutanasia es un tema serio para situaciones extremas, no para generalizarla a quienes el sistema ya no necesita. La idea de los ciudadanos sobrantes ya ha empezado a cuajar con la pandemia.

Debes leer también  De Esopo a Boris

“In order to lead a meaningful life, you need to cherish others, pay attention to human values and try to cultivate inner peace”

El copago sanitario es una realidad en Holanda y no se hace nada que moleste a Washington, aunque no comparta la ideología del gobierno. Por eso molesta tanto que otros estados de la UE no desarrollen una política más agresiva en contra del sistema sanitario público y sus pensiones. Y eso que Portugal, Italia y España (ahí nos fastidia en Andalucía) hay gastos superfluos y la corrupción es alta. El gobierno de su graciosa tulipán está obsesionado con el colchón del estado del bienestar. Y ha funcionado como palanca del lobby estadounidense para torpedear cualquier acuerdo rápido. Su aislamiento, debido al Brexit en el seno de la UE, y la agresividad de Trump con todos, absolutamente todos, hará que a larga se acerque al seno comunitario con otras miras.

La UE debe desarrollar sus valores europeos que se definen  con la eliminación de la desigualdad, la defensa de la sanidad pública, la educación pública y el derecho a la vida digna, porque los nazis están de regreso, tienen a su mesías en The White House y mucho dinero que los posiciona en los medios de comunicación y los sectores estratégicoscon un objetivo claro, eliminar al contrario.

“Always be loyal to human values not to your country, because your country may well betray the human values!”

En el nuevo continente, el presidente Trump ha concedido grandes cantidades en subvenciones a los afectados por el Covid-19, pero estas van a recaer, en su inmensa totalidad, en las carteras de empresarios y no serán percibidas por los trabajadores. Si a ello le sumamos que la sanidad es privada en su totalidad y una de las primeras medidas fue derogar el Obamacare (acceso a la sanidad casi de tipo universal) está claro que se ha dejado en la estacada a millones de personas que se encuentran sin trabajo, endeudados y sin un parapeto frente al virus. Seguramente, la cantidad de muertos es mucho más alta que la actualpor la ausencia de registro de los afectados. Aclarando: si te mueres en tu casa o en la calle, no se contabiliza en primera estancia por causa del virus.

Debes leer también  De Esopo a Boris

“I am madder tan a wethen!”

El Lugarteniente del estado de Texas, equivalente a Vicepresidente de la Junta de Andalucía, Dan Patrick de 70 años, publicó que los abuelos deberían morir por sus nietos. El mediático líder conservador, que es un ferviente religioso, en sus declaraciones hace gala de un clasismo y un racismo explícito, igual que Trumpdejó muy claro que la economía estaba antes que las personas, por lo tanto, los mayores que no pueden aportar nada al sistema y van a suponer un coste para el mismo, lo ideal es que desaparezcan. Obviamente, él se refiere a los que no son millonarios como él, aunque sean sus votantes. Su enfático discurso contenía que él mismo estaría dispuesto a sacrificarse. Seguro que se situaría en el último lugar de la lista y cuando llegase su turno se le vería galopando en dirección contraria, con su rifle y sombrero mientras los tejanos al unísono gritando:

“He’sallhat and no cattle”

Debido al asesinato del ciudadano George Floyd por causa de la brutal represión policial a la que está sometida la población negra en particular y todas las minorías en general, el Vicepresidente de Texas  recomienda encomendarse a Dios.

¡Qué casualidad, cuando la desigualdad crece, la agresión del estado se recrudece, el desamparo se generaliza y la calle se llena de protestas, entonces, la solución se encuentra en la próxima vida, porque en esta debemos ser siervos y obedecer al pastor!

Aplaudo a esas personas públicas que deciden no estar de perfil cuando las injusticias ocurren, pero es indignante que clubes de fútbol que permiten a grupos nazis que campen por sus estadios y disfruten de otros privilegios hagan solo su reivindicación de postureo en las RRSS.

“Bless your heart”

El racismo se combate cada día, el clasismo también, seamos coherentes y constantes.

Etiquetas

Sobre el autor

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y tesón, y por ahora, en Londres, surfeando a contracorriente en la ola del Brexit.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required