Estos días hemos vuelto a ver la carencia de otro producto necesario en la vida diaria del ultracapitalista Reino Unido, a día de hoy,  como cualquier otro estado del orbe, la dependencia del Petróleo.

Las razones son varias: conductores de Europa del este a los que ya no les sale rentable venir al Reino Unido por el aumento de los impuestos tras el Brexit; la falta de apoyo de otros estados, como sucedía antes del Brexit, Alemania y Polonia han solucionado sus problemas y  no les ha repercutido, al estar dentro de la colaboración de la Unión Europea; la simplificación para conseguir el permiso de conductor de camiones roza entre lo chistoso y lo patético, aun así, no hay suficientes conductores para reemplazar lo que había; por último, el auge de precio de combustibles fósiles que ya empiezan a escasear y Reino Unido no es un país productor para la cantidad que consume, pero no hace lo suficiente para disminuir su dependencia.

Este contenido es exclusivo para socios de Sevilla Actualidad. Puedes hacerte socio o registrarte gratis desde aquí. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y...