Portada » Opinión » Los Intocables de por la Gracia de Dios
Opinión Palabras desde Londres

Los Intocables de por la Gracia de Dios

La Casa Real inglesa no ha estado libre de casos de corrupción o desfalcos al erario público: los casos de las dos nueras de la Reina cobrando comisiones  o ejerciendo al estilo balonmanístico de Urdangarín, tal como reza su condena; las empresas del heredero Carlos, entre ellas la nueva línea de tren que cruzará London; la expulsión de Andrew por el caso Epstein de abusos y violaciones de menores, conocido como AndyGate; el dinero en paraísos fiscales de la propia Monarca, que fue engaña por sus gestores obviamente.

“Laugh out Loud(LoL)”

 Los excesivos gastos superfluos de sus miembros;  la supuesta implicación del Consorte casi centenario en el accidente de Lady Di; las fiestas de hermanas, hijos, nietos… pagadas por todos los contribuyentes del Tax Office; el abandono oficial de la Familia Real del único miembro simpático, pero ostentoso, de su reciente familia, el llamado SussExit. 

Y una larga lista, que aunque tiene eco en los medios, siempre se  disculpa a la pobrecita Abuela-Reina,  porque su rol nos salva de lo peor del mundo.

En la UE hay otras monarquías, exceptuando la británica que saldrá el 21 de diciembre, entre ellas la española, bien sufrida por los andaluces.

“A great democray must progres sor it will son cease to be either great or democracy. T. Roosevelt.”

Países Bajos, Bélgica, Suecia, Dinamarca y Luxemburgo (Ducado) forman parte del grupo de estados miembros con opacas instituciones  medievales. Todas ellas han tenido casos de corrupción en los que la inviolabilidad de sus titulares y familiares las han protegido.

En Bélgica, el príncipe Laurent desvió 175.000€ del presupuesto de la Marina Real para su palacio. Sus negocios en la RD Congo, donde la explotación del Coltán y las personas son un hecho, forman parte su actividad empresarial. Recientemente un príncipe se saltó la cuarentena en Andalucía y participó en una fiesta bajo el Covid-19, la multa fue de apenas 5.000€, menos de lo que llevaba en el monedero, sin embargo las consecuencias están siendo pagadas por la sociedad andaluza, como el resto de eventos de las mismas características. Por citar dos ejemplos sin ninguna consecuencia legal que les quite la sonrisa.

En los Países Bajos, el Rey Consorte es otro comisionista de cuidado. Una empresa lo reveló públicamente,  la Reina amagó con abdicar, pero, al final, el Parlamento se lo negó. Limpieza de cara y ya. La Familia Real fue una de las fundadoras del Club Bilderbeg, que tiene su sede en la ciudad de Leiden.

En Suecia la Princesa Victoria y su marido han sido denunciados muchas veces por corrupción,  la inviolabilidad por su condición real les hace inmunes.

En Dinamarca, la Princesa Mary y su consorte Federico han sido descubiertos como propietarios de varios inmuebles y  de cantidades de dinero fuera del Reino sin haber informado al Gobierno ni al Parlamento, cuando deben dar cuenta de ello, no deben percibir nada que no sea de su asignación. 

En Luxemburgo, El Informe Waringo ha rebelado que la Consorte es quien toma las decisiones políticas, más allá de su rol constitucional, a ello se une su autoritarismo en la Corte y el secretismo financiero que rodea a la Familia, del ya de por sí, flexible Estado tributario europeo.

“Republicanism is the belief that the fair system of government is a republic”

Esta semana hemos visto el exilio forzado del emérito Juan Carlos Borbón. Dada las informaciones investigadas, pero no oficiales, este exilio no es nada voluntario ya que se ha negado a  abandonar la Meseta castellana, donde se ubica su palacio, hasta el último instante. Aunque la respuesta oficial ha sido que se marcha para hacer un bien a los españoles. Lo más estrambótico e insultante es que no se sabe a dónde ha ido.

No es el primer Borbón exiliado por su hijo heredero. Carlos IV murió en Roma en 1819. Acabada la Guerra contra Napoleón  su hijo, el nefasto e inepto Fernando VII le negaba su retorno. Eso sí,  viviendo de una generosa pensión de las arcas públicas y de la ayuda brindada por su hermano Fernando I, Rey de las Dos Sicilias. 

La última esposa (y sobrina) de Fernando VII, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias fue expulsada tres veces del Reino, aunque había amasado una fortuna que la convirtió en una de las mujeres más ricas del mundo, en los peores tiempos del Reino y cuando más penurias pasaba la gente. Hoy en día su estatua se sitúa en Madrid, en un lugar cercano a los principales museos y al parque del Retiro, se le reconoce su labor política como Regente oficial y oficiosa (en tiempos de su hija Isabel II). ¡Postverdad del S.XIX! Murió en Sainte-Andresse, Francia, en 1878. Posteriormente fue enterrada en la Cripta Real del Escorial. 

Isabel II, hija de Fernando VII, fue expulsada por la Revolución La Gloriosa. Cuando su hijo recuperó el trono con un golpe de estado, no regresó, oficialmente no quiso, al igual que Juan Carlos se había ido voluntariamente. Murió en el Palacio de Castilla de Paris en 1904. Sus restos también se trasladaron a la Cripta Real. Este edificio actuó como Palacio Real en el exilio con su corte correspondiente, fue el epicentro de las aventuras políticas que influyeron  en la sociedad española. 

Posteriormente este palacio fue comprado por un empresario americano y se transformó en el Hotel Majestic. Luego albergó a una parte del gobierno Nazi en Francia, después fue sede de la Unesco y Ministerio de Exteriores de la República Francesa. Actualmente es el Hotel Península. La magnitud del edificio deja constancia de la fortuna que debieron tener sus propietarios. 

“Democracy means government by the uneducated, and aristocracy means government by the poorly educated. G.K.Chesterton.”

Alfonso XIII llevaba dos años como rey cuando murió su abuela Isabel. En 1931 es expulsado al verse solo y prácticamente sin apoyos. Desde entonces se dedicó a vivir en hoteles de lujo por Europa e intentar recuperar su trono, aunque sin fortuna. Muere en Roma en 1941, bajo la protección de la Italia fascista de Mussolini. 

Su hijo Juan, pretendiente al trono, fue voluntario de los fascistas en la Guerra Civil,  pero nunca le dejaron que tuviera un papel protagonista y lo invitaron a irse. Se trasladó al sur de Francia, donde vestía la camisa azul falangista y la boina carlista, allí manifestó su fervor por el bando fascista. Acabada la Guerra Civil y siendo ya pretendiente dinástico oficial por la renuncia de Alfonso XIII, buscó infructuosamente ayuda en la Alemania de Hitler y en los generales monárquicos. En 1945 rompe sus relaciones con Franco y publica el Manifiesto de Lausana para buscar el reconocimiento de Rey aprovechando la coyuntura internacional. En este manifiesto deja claro que Franco instaurará la Monarquía, en vez de restaurarla, es decir, el elegirá al rey que le iba a sustituir. Por ende, la Monarquía actual ha sido instaurada por la dictadura y nada más. En una reunión, Franco y Juan de Borbón acuerdan que su hijo Juan Carlos se eduque  en la España de Franco. En dicha reunión, se encontraba el hermano  de Juan de Borbón, Alfonso de Borbón, como advertencia no escrita, el Dictador podría elegir a otro candidato antes que a él o sus descendientes. 

Juan Carlos de Borbón fue adoptado de facto por el Dictador genocida. La Dictadura pasaba una pensión para Juan de Borbón que se trasladó a Portugal, bajo otra dictadura. En Estoril formó  una corte paralela, como habían hecho todos los borbones en el exilio, para influir en la política e intentar recuperar el trono dentro de sus mermadas posibilidades. Al morir dejó una fortuna a sus descendientes. No regresó a España hasta que su hijo fue Rey. Vivió como un rey pero nunca reinó. Un monumento en Madrid lo describe como Juan III.

“My political ideal is democratic. Each one must be respected as a person and no one should be deified. Albert Einstein.”

Juan Carlos de Borbón, hijo de Juan y adoptivo de Franco fue un gran admirador del Dictador. Después de la muerte de Franco había dos opciones, dictadura o monarquía constitucional;  el referéndum se perdía(Entrevista a Adolfo Suarez) y por eso se manipuló para hacerlo coincidir con el de la Constitución.  Nos lo vendieron como un demócrata creyente, cuando fue un monarca sobreviviente. El tiempo ha demostrado que su prioridad era enriquecerse, su reino puede tener necesidades económicas pero el dinero en el exterior es intocable. 

Ha sido exiliado por su hijo Felipe VI para ver si con este giro pueden salvar a la Monarquía. No hay una generación de los Borbones desde 1788 que se haya salvado del exilio, pero en la abundancia. 

¿A que vienen? ¿Cuál es su rol? ¿Enriquecerse a costa de los recursos del Estado?

Que cada cual  se responda a sí mismo, lo evidente es que quienes los defienden son parte culpable de las acciones de ellos (políticos, empresarios, autoridades…). La legislación no puede permitir dar carta libre a un clan que supuestamente no para de cometer delitos. 

Por último, recordemos a todas esas personas que han sufrido cárcel, multas, condenas judiciales y exilio por decir lo que ahora sabemos. ¿Ahora qué? Habrá que recompensarles y restituir su honor.

“The dictatorship has armoured because it has to overcome. Democracy appears naked because it has to convince. Antonio Gala.”

Las familias reales son el anclaje necesario para mantener la actual corrupción vigente en el seno de la UE. Sus apoyos indirectos o directos a grupos autoritarios se dan en retroalimentación para sus intereses. Para el Proyecto Europeo se debe desarrollar una Unión Europea solidaria y social, los pueblos que la forman deben abolir sus privilegios y pinchar esas burbujas inviolables en las que viven. La pantomima de que son más baratas que las repúblicas es repugnante.

¿Cuántas vidas se podrían haber salvado si ese dinero se hubiere invertido en Salud? ¡Cuántas podremos salvar!

Nos vemos el 11de Agosto para recordar el asesinato del Padre de la Patria Andaluza como recoge nuestro Estatuto.

¡Vivan las Repúblicas!

Sobre el autor

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y tesón, y por ahora, en Londres, surfeando a contracorriente en la ola del Brexit.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required