Casa destruida
Casa destruida/@licslive

Un albañil en Gran Bretaña se ha tomado la justicia por su mano. La destrucción de una reforma que había realizado en la casa de un arquitecto así lo ha demostrado. Jay Kurji, el propietario del ahora destruido inmueble contrató a un trabajador para realizar una extensión de dos pisos y una cocina comedor ampliada. Sin embargo, sendos hombres tuvieron una discusión que terminó en la destrucción de la reforma ya terminada.

El constructor pedía 3500 libras más a Kurji, quien se negó a pagárselas. El albañil, aprovechando que el propietario estaba de vacaciones fuera de la ciudad, destruyó la vivienda que había reformado. Utilizó maquinaria para derribar el techo y algunas paredes. También arrancó una ventana y tiró todos los ladrillos en la entrada. La vivienda ha quedado inhabitable.

Cuando Kurji llegó a su «casa» no podía creerlo. «Es una pesadilla, desafortunadamente elegí al peor constructor de Gran Bretaña. Compré la casa el año pasado y contraté a un constructor para comenzar a trabajar en febrero. El trabajo incluyó una ampliación de dos pisos, un techo nuevo, cableado y queríamos que fuera más ecológico», afirmaba el propietario.

La negativa del dueño a desembolsar las 3500 libras restantes, desembocó en la destrucción de su reforma. «Cuando llamé a la policía, me dijeron que no podían hacer nada porque era una disputa, no un caso penal», concluye Kurji.

Deja un comentario