El Congreso durante la intervención de Pedro Sánchez en el debate de investidura de este sábado 4 de enero / Congreso

El debate de investidura ha dado espacio a un tenso cruce de acusaciones entre los líderes políticos, tras anunciarse el pacto con ERC y las líneas en las que Sánchez piensa fundamentar su gobierno.

El debate de investidura comenzó a las 9:00 horas de la mañana con el anuncio del pacto con ERC y la intervención de Pedro Sánchez como candidato a la presidencia.

La regulación de los juegos de azar, la eutanasia, un «día de reconocimiento de las víctimas del franquismo», la burbuja del alquiler, las fake news, la presencia de España en la Unión Europea o un nuevo impuesto a las transacciones financieras: la Tasa Tobin, han sido algunos de los puntos sobre los que ha orbitado el discurso de Sánchez, que ha insistido también en que «no se va a romper España» por su pacto de investidura.

Mientras tanto tenía lugar una manifestación por la unidad de España que ha reunido en la Plaza de Colón a miles de personas, desviándose algunos cientos a las puertas del Congreso, bajo el lema «Por el futuro de una España unida». El alcalde de Madrid, Martínez-Almeida, ha acudido a título personal.

La siguiente intervención en la Cámara ha sido la de Pablo Casado, que ha pedido a Sánchez aplicar el 155 si Torra permanece en rebeldía y ha comparado el pacto con ERC a pactar con Tejero, reprochándole que no le haya devuelto aún la llamada que le hizo la noche electoral. Le ha acusado también de tratar de hacer un «engaño masivo a los pensionistas», utilizar un «anticlericalismo guerracivilista» y sellar «un pacto para destruir todos los pactos», recordándole la situación en la que han quedado importantes miembros de su partido tras la sentencia de los ERE. Tras leerle frases sobre los separatistas pronunciadas por el propio Sánchez en campaña, lo ha acusado también de ser una «mentira andante», un «presidente fake».

Le ha seguido Abascal en la tribuna, centrando su mensaje en la inconstitucionalidad de la Ley de Violencia de Género, el independentismo catalán y vasco y la gestión económica, denunciando los puestos de trabajo que, defiende, se perderían debido a las nuevas normas sobre combustibles y sostenibilidad. Ha defendido así mismo una bajada de impuestos y ha recalcado el giro hacia el independentismo de Sánchez: «Es un fraude, un mentiroso, un personaje sin escrúpulos».

La sesión se ha suspendido hasta las 16:00 horas, cuando continuarán las intervenciones los demás líderes políticos.

Tras reanudarse el debate, el siguiente en hablar ha sido Pablo Iglesias, que ha finalizado con un «adelante, presidente» dirigido a Sánchez, señalando que es «un honor» formar gobierno con él. A lo largo de su discurso ha tenido un papel principal la corrupción, que ha utilizado como respuesta a Casado, y ha dado las gracias a los políticos independentistas presos por «promover el diálogo».

Jaume Asens, de En Comun Podem, ha dirigido su mensaje en contra de las derechas y ha defendido que en Barcelona se demostró que era posible plantar cara «a los bancos y a los fondos buitre». Garzón, por su parte, ha intervenido tras Asens y ha acusado a la derecha de llevar a cabo un «discurso del odio». Entre las intervenciones del Grupo Plural, Ana Oramas, de Coalición Canaria-PCN, ha anunciado que votará ‘no’ a Sánchez por estar «dispuesto a traicionar a la sociedad española». Ha sido la sorpresa de la segunda etapa del debate.

Rufián, por su parte, ha acusado a Sánchez de alimentar «un monstruo», mientras señalaba a la bancada popular, un recurso, el miedo a las derechas, que ha empleado en diferentes formas durante buena parte de su intervención. A Sánchez le ha mandado un mensaje claro: «si no hay Mesa, no hay legislatura».

Arrimadas, en su intervención ha señalado que se trata de «un día histórico»: «este acuerdo es infame». A Sánchez también le ha recordado los ERE y ha pedido «un valiente» como Ana Oramas que «cambie su voto y haga caer la investidura».

Aitor Esteban, por su parte, ha garantizado a Sánchez la «colaboración leal y sincera» de su partido y ha hablado de la necesidad de «colaboración» frente al bloqueo.

El resto de los Grupos continuará las intervenciones este domingo 5 a las 9 de la mañana.

El diputado de Teruel Existe se ha mostrado «escandalizado» por el tono del debate y la dureza del lenguaje empleado.

La votación se realizará este domingo 5 de enero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *