Un bebé de nueve meses falleció el pasado martes 9 de octubre tras tener contacto con un cubo que contenía agua con lejía cuando estaba gateando. Los hechos han ocurrido en una vivienda de la localidad valenciana de Gandía.

 La autopsia determinará las causas exactas de la muerte del bebé, cuyo cuerpo no presentaba ningún signo de violencia. El fallecimiento se produjo sobre las 19.00 horas en el hospital al que había sido trasladado tras el accidente, según fuentes policiales.

La Policía Nacional investiga lo ocurrido y si existe alguna responsabilidad en la muerte del bebé, que se encontraba con la madre en el momento de los hechos.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario