La ola de calor que comenzó el 10 y se extendió hasta el 19 de julio ha dejado una elevada cantidad de muertos por el calor extremo en España. Según el Instituto Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad, 1047 perdieron la vida por motivos relaciones con las altas temperaturas.

En el informe realziado por dicho instituto se especifica las muertes con una causa «atribuible» a las temepratuas extremas, pero la mayoría de los fallecidos padecían patologías previas, por lo que su situción se complicó.

Además, la cifra de fallecidos refleja cómo va creciendo a medida que avanzan los días comprendidos en ese periodo de tiempo del 10 al 19 de julio. El primer día de la ola de calor fallecieron 15 personas. El lunes 11 de julio la cifra ya era cercana al doble, 28. El jueves 14 de julio se sobrepasaban las cien muertes, con 123. Y ya los dos últimos días de la extrema ola de calor se saldaron con la misma cifra de fallecidos, 184.

Una mujer de 74, víctima de la calor en el Aljarafe

Entre esa elevada cifra de muertos por el calor en España, hay una mujer de 74 años que falleció el pasado viernes 15 de julio en el Aljarafe tras sufrir un golpe de calor, según han informado fuentes del Servicio Andaluz de Salud a Europa Press. La mujer requirió de los servicios sanitarios del 061. El golpe de calor provocado por las altas temperaturas vividas la semana pasado se juntó con unas patologías previas que la víctima tenía diagnosticada.

Aquel 15 de julio era el día en el que la provincia de Sevilla salía del aviso rojo por las altísimas temperaturas, pero la calor ni mucho menos se fue. El aviso se mantuvo en naranja y los termómetros seguían marcando cifras por encima de los 40 grados centígrados. La víctima de esta ola de calor en el Aljarafe fue hospitalizada en el San Juan de Dios de Bormujos y presentaba patologías previas.

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.