El fin de semana trae a toda la provincia la alerta amarilla por las altas temperaturas, que permanecerá durante los tres días. Las máximas fluctuarán entre los 38 y los 39 grados.

Este fin de semana tendrá de nuevo temperaturas propias del verano sevillano, con máximas que rozarán los 40 grados. Aunque no se sobrepasarán los 39, Aemet ha declarado la alerta amarilla en toda la provincia, que no llegará al nivel naranja a pesar de que sí lo hará parte de la vecina Córdoba, donde se llegará a los 40 grados tanto durante este viernes como durante el sábado.

La recomendación general es mantener una correcta hidratación y no salir durante las horas más calurosas del día. No dejar a las mascotas solas en los coches durante esas horas es también una medida imprescindible, ya que el calor y la falta de aire pueden causar consecuencias nefastas. Especial atención hay que prestar a los niños y las personas mayores, que pueden sufrir más rápido los peligros de las altas temperaturas.

Deja un comentario