athletic-sevilla-oficial-111112

El gol de penalti de Negredo en el minuto 77 sirvió para premiar la buena segunda parte del Sevilla en Bilbao, pero el caro peaje pagado antes del descanso impidió a los de Míchel sumar en San Mamés.

El Sevilla FC se vuelve de vacío de San Mamés en su última visita al estadio vizcaíno tras un partido en el que los de Míchel se vieron superados en la primera parte. En la reanudación, los cambios de Míchel dieron resultado y el Sevilla dominó, pero no acortó distancias hasta el minuto 77, con un penalti transformado por Negredo. Justo antes el Athletic que quedaba con diez, pero a pesar de lo vibrante de los últimos minutos, los de Bielsa lograron llegar al final conservando los tres puntos. El Sevilla vistió una indumentaria inédita, con camiseta azul y calzón y medias blancas.

El partido, como suele ocurrir en San Mamés, se presentaba intenso. Y a los 12 segundos ya avisó el Athletic, con un mal despeje de Spahic que permitió recibir en el borde del área a Aduriz, que envió arriba. Sin embargo iba a ser un arranque tenso en ambas áreas, porque a los cuatro minutos respondió Jesús Navas con un robo de balón ante Aurtenexte.

Sin embargo, el palaciego se precipitó y remató cruzado fuera ante la llegada de Negredo. El partido no daba tregua a pesar de que a ambos equipos les costaba combinar. No hizo falta para que el Athletic volviese a disponer de una clara ocasión, de nuevo en los pies de Aduriz, con un remate alto tras dejada precisa de De Marcos.

Quizás fue a partir de ahí cuando reaccionó el Sevilla, contagiado de la rapidez en el juego del Athletic. Los de Míchel buscaban sorprender a la zaga bilbaína y lo hacían con balones en largo para Navas o Negredo, que se intercambió con Rakitic en la izquierda buscando sacar de su sitio a la retaguardia del Athletic. Así la tuvo de nuevo Navas con una galopada desde la derecha que no encontró rematador en el centro, y sobre todo Rakitic, que tras combinar con Negredo en la banda disparó con potencia ante la respuesta de Iraizoz.

Esa fue la acción más clara del Sevilla en la primera mitad, pero no fue más que la antesala del 1-0. Centro de Aurtenetxe desde la izquierda y remate de De Marcos desde el punto de penalti con el interior, para evitar el despeje de Fernando Navarro, que encimaba al atacante rojiblanco. Palo para un Sevilla que comenzaba a responder a las acometidas locales del inicio, pero que se iba a ver muy perjudicado con el nuevo panorama.

De hecho, los nervionenses perdieron el norte tras el 1-0 y el Athletic, aun sin acercarse demasiado por los dominios de Palop, parecía tener controlada la situación. Mientras la lluvia comenzaba a apretar, el partido se volvió brusco y el Sevilla empezaba a desesperarse en ataque. Como prueba, un disparo de Cala desde su propio campo que se marchó alto.

El propio jugador lebrijano protagonizó la polémica tras un choque con Muniain mucho más fuerte que el que protagonizaran Cesc y Medel. El sevillista exagera algo en la caída pero el colegiado sólo decreta la amarilla para el vasco. Y cuando la ventaja mínima se veía como mal menor al descanso en el banquillo sevillista, cúmulo de despropósitos en la última jugada que acaba con balón aéreo hacia Aduriz, que peina y permite a Susaeta encarar ante Palop. El valenciano logra despejar, pero el balón acaba dentro con suspense.

Reyes y Babá saltaron al terreno de juego tras el descanso y el Sevilla lo notó. Pronto se hizo con el dominio del partido y un Athletic que quiso evitar riesgos jugó a remolque de los de Nervión. Medel, en posiciones algo más ofensivas, tuvo la primera de peligro con un disparo alto a dejada de Negredo, mientras que Babá se mostraba participativo dentro del área. Eso sí, el senegalés tuvo la más clara en el minuto 69, tras un pase espectacular de Rakitic que le deja solo ante Iraizoz. Sin embargo el guardameta sacó la pierna para despejar y reaccionó ante el disparo de Negredo al rechace.

Merecían más los de Míchel y todo el premio iba a llegar de golpe. En el minuto 76 veía la segunda amarilla Ander Herrera, y en la siguiente jugada Hernández Hernández veía unas claras manos de Iraola dentro del área. Negredo no falló y dejó al Sevilla en buena posición para lograr el empate. Sin embargo, ya con Kondogbia sobre el césped, el Athletic supo cerrarse bien y el Sevilla anduvo precipitado en busca del empate. Ante una grada de San Mamés enfervorecida, los leones lograron retener los tres puntos y hacen perder al Sevilla una gran oportunidad de meterse arriba a las puertas del derbi.

Crónica facilitada por el Sevilla FC.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...