Miguel Guillén rp

La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

El administrador judicial ha comunicado al Consejo de Administración su salida del equipo bético. La mala situación del equipo y las disputas en el seno del Consejo, han provocado su marcha.

La presentación de Leo Baptistao como nuevo jugador del Betis ha pasado completamente desapercibido ante la vorágine de despropósitos que se están produciendo en el club. La salida a la luz de la renuncia de Bosch Valero ha obligado a Miguel Guillén a desvelar que fue el propio Consejo quien forzó la dimisión del administrador judicial.

“Bosch no es miembro del Consejo desde el 7 de enero. Nos sentamos con él para valorar sus actividades comerciales con algunos proveedores. Él nos dijo que no eran ilegales, pero el Consejo le reprobó entendiendo que no eran actividades lícitas o compatibles con sus funciones en el club. Le pedimos su salida, algo que él aceptó. Las actuaciones de Bosch en este sentido no procedían con la línea altruista que llevamos en este club y por eso pidió su marcha”, ha explicado el presidente del Betis.

Ante la sorpresa, Guillén ha razonado los motivos por los cuales la marcha de Bosch no se había hecho pública. “Entendimos que podía afectar en los trabajos que hacíamos en el mercado de fichajes. Queríamos estabilidad, pero desde el pasado 21 de noviembre que conocimos las actividades comerciales de Bosch veníamos trabajando en este sentido”.

Pero quedan muchas dudas por resolver. Tras la dimisión del administrador del Betis por mandato judicial, ¿cómo queda la estructura del club, sobre todo teniendo en cuenta que Bosch tomaba todas las decisiones de peso? El presidente verdiblanco lo ha explicado de una manera algo difusa. “El panorama en la estructura del club queda perfectamente definido. No hay problema alguno para seguir trabajando con normalidad. Sobre su futuro como administrador judicial eso ya es un asunto que atañe sólo a la juez. Nosotros no sabemos nada, ni siquiera cuáles son las intenciones del propio Bosch en este sentido”, ha señalado.

En esta misma línea, Miguel Guillén ha desvelado el único cambio que se va a producir en la estructura. “La única llegada que se va a producir en el Consejo es la de Manuel Domínguez Platas. A partir de aquí, todos asumimos más responsabilidad. Queremos seguir con la misma línea de trabajo, esfuerzo y dedicación, y pido calma a toda la afición del Betis, porque vamos a trabajar y a gobernar el Betis de la mejor manera posible y de forma profesional. Este Consejo no va a dar la ‘espantá’ nunca, entre otras cosas, porque aquí hay mucha gente trabajando incluso de manera altruista”.

Por si no fuera poco, el máximo dirigente del Betis también se ha encargado de desmentir el asunto de las presuntas comisiones recibidas por Juan Carlos Garrido en la cesión de Leo Baptistao. “La operación le ha costado al Betis en comisiones cero euros. Y no me consta que la operación haya revertido en otros trabajadores del club”.

Una salida esperada

José Antonio Bosch saldrá de la entidad en las próximas horas, según han informado este lunes varios medios de comunicación de la ciudad y según ha confirmado el propio Guillén. Bosch comunicó hace días su intención de dejar de ser el hombre fuerte del club y, para ello, tendrá que utilizar una vía de salida entre la dimisión y la remoción con el voto favorable del consejo, la vía más factible.

La decisión de Bosch viene motivada por la crítica situación que está viviendo el equipo en el plano deportivo e institucional así como las disputas internas que se han generado en el consejo de administración por reprocharle su conducta en diversos actos.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad