El Real Betis Balompié no puedo despedir el año con victoria tras caer ante el Atlético de Madrid. El equipo verdiblanco fue mejor que su rival sobre el terreno de juego y no hizo justicia el resultado a lo visto en el Benito Villamarín. Además, varias decisiones, cuanto menos discutibles, del árbitro, condicionaron el partido. Los goles llegaron todos en la segunda parte. Correa y Morata marcaron para los visitantes y Marc Bartra cerró el resultado.

El partido arrancaba con ritmo trepidante, con ambos conjuntos tratando de hacerse con el balón pero con pocas posesiones largas. En el minuto ocho, el Atlético conseguía anotar, pero Morata estaba en fuera de juego al rematar y el gol era invalidado. Respondía el equipo verdiblanco con una falta lateral que botaba Canales y que por poco no sorprendía a Oblak.

Al cuarto de hora de juego, Feddal se topaba con el larguero con un cabezazo en el segundo palo. El balón pasaba más tiempo ahora en botas béticas que colchoneras, aunque el partido estaba muy disputado. Pasada la media hora de juego, una contra del Atleti dejaba a Morata solo ante Joel. El delantero chutaba, tocaba el guardameta, rebotaba en el larguero y volvía a caerle el balón a Joel.

Sin cambios en ninguna de las dos escuadras, se daba inicio a la segunda parte. Desde la reanudación, el partido parecía más trabado, con más faltas e interrupciones, aunque seguía siendo el Betis el equipo que quería llevas más peso en el juego. Sin embargo, en un error en el despeje de la zaga bética, Correa se quedaba solo y marcaba tras regatear a Joel. Trataba de reaccionar el equipo de las Trece Barras y tenía un par de acercamientos con peligro, como un disparo de Emerson que se iba algo alto.

El Betis quería y lo buscaba, aunque era presa de cierta precipitación en algunas acciones. Muy cerca estaba Marc Bartra de conseguir la igualada con una volea desde fuera del área que se marchaba junto a la escuadra. Dos minutos después, Canales se topaba con el poste. Bastante llamativo era el criterio del colegiado poco después en una falta que era claramente la segunda amarilla para Thomas y no se la mostraba. De hecho, sacaba amarilla a Bartra por reclamarla. Un minuto después, el Atlético anotaba el segundo por medio de Morata.

El Betis no tiraba la toalla y conseguía recortar distancias ya en el descuento. Bartra cazaba un balón suelto en el área y lo mandaba al fondo de la red. El árbitro revisaba el VAR durante largo rato y confirmaba el tanto. Sin embargo, no daba tiempo para más, en otra incomprensible decisión arbitral, que pitaba inmediatamente el final aunque debería haber prolongado más.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *