Un convenio entre la Hermandad de Triana y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, favorecerán la finalización del proceso de restauración del retablo dieciochesco de la Capilla de los Marineros, cuya primera fase ya se ha efectuado. Por otra parte, un comunicado de la Junta de Gobierno de la Hermandad, acalló los rumores de que la cofradía no partiría desde su capilla. Además de confirmar la buena marcha en las obras de la misma.

Sevilla Actualidad. La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, acompañada del Hermano Mayor de la Hermandad de la Esperanza de Triana, Adolfo Vela, anunciaron ayer en rueda de prensa el acuerdo entre la propia Hermandad Sacramental y la Consejería de Cultura para la restauración del Retablo Mayor de la Capilla de los Marineros, presidido por la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza.

De las actuaciones que necesita dicho retablo del siglo XVIII para su conservación, ya se ha ejecutado una primera fase –también financiada con 50.940 euros procedentes de Cultura-. En ella se ha procedido, además de a la redacción del proyecto de restauración del retablo, al desmontaje, embalaje y almacenamiento del mismo.

De todo ello se ha encargado el Servicio de Conservación de la Dirección General de Bienes Culturales y el Centro de Intervención del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH).

En el acuerdo firmado, se establece la intervención y el montaje del retablo, cuya adjudicación correrá a cargo de la propia hermandad trianera –se prevé sea la próxima semana-. El montante de la operación se elevará hasta los 201.145 euros en principio.

Una vez finalizada la rehabilitación, el retablo se volverá a montar en su lugar habitual. Pero antes, habrán de finalizar las obras de consolidación de la estructura de los muros y cimentación, contempladas en el proyecto de restauración integral de la capilla de los Marineros, que se lleva a cabo paralelamente a la del retablo de la Esperanza de Triana.

Por otra parte, la Consejería de Cultura está intentando “rescatar del deterioro el retablo de la Iglesia de Santa Ana”. Rosa Torres indicó que “se están usando las tecnologías más avanzadas en la materia, incluido un equipo portátil de rayos x para analizar las tablas de Pedro de Campaña”. Además, se están restaurando las mesas del altar, una talla de San Antonio de Padua, y un conjunto de escultura renacentista del templo trianero.

La intervención del gobierno socialista de Manuel Chaves en asuntos religiosos con convenios de ésta índole fue justificada por Rosa Torres, asegurando que “es necesario de que instituciones y entidades privadas colaboren en la recuperación del patrimonio histórico andaluz”.

La cofradía partirá de la Capilla de los Marineros. En lo concerniente a las obras de la Capilla de los Marineros, la Junta de Gobierno de la Hermandad de Triana, disipó el pasado martes los rumores que discurrían en diferentes medios locales, afirmando que la cofradía hará su estación de penitencia a la Catedral desde la propia capilla.
En un comunicado, la Hermandad informó de la buena marcha de las obras que, como se tenía previsto, se paralizarán durante la citada estación de penitencia en la madrugada del Viernes Santo, así como en la salida extraordinaria del 31 de mayo en conmemoración del XXV Aniversario de la Coronación Canónica de Nuestr a Señora de la Esperanza. Así, “las fases II y III de las obras se han cumplido por parte de la empresa adjudicataria en los plazos establecidos en el cronograma de obra”, aseguraba el comunicado publicado en la página web de la Hermandad.

Por su parte, esta sábado 28 de marzo, tras la misa de la Hermandad, tendrá lugar el traslado de las imágenes del Santísimo Cristo de las Tres Caídas y de Nuestra Señora de la Esperanza desde la Real Parroquia de Señora Santa Ana a la Capilla de los Marineros, donde se colocarán en sus respectivos pasos procesionales hasta la realización de la estación de penitencia.

El alcalde descarta la politización de las hermandades

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), descartó ayer  que las hermandades de la ciudad estén politizadas como consecuencia de la campaña impulsada por la Conferencia Episcopal contra la reforma de la Ley del Aborto. Así, el edil socialista criticó  a «determinado sector» que, desde su perspectiva, «intenta utilizar el nombre de Dios en vano, patrimonializar la idea de religión e imponer un fundamentalismo cristiano».

Monteseirín consideró además, que las hermandades y cofradías «están actuando con sentido común» al oponerse a la citada reforma, pero advirtió de que se trata de una «modificación» de una Ley que no debe transformar el debate público en «una discusión que no vaya más allá de lo puramente político, porque no tiene otro ámbito que ese».

Por lo que llamó a que esta «discusión» no derive en un «enfrentamiento brutal», porque el debate sobre la regulación del aborto «ya lo tuvimos hace 25 años. No nos retrotraigamos ahora. No tiene ningún sentido».

www.sevillaactualidad.com