representantes-ugt-mesa-funcion-publica

Los sindicatos se han levantado de la reunión ante la negativa de la Junta de Andalucía de modificar su plan de ajuste. «A esto no se le puede llamar negociación”, dicen.

La reunión de la Mesa de la Función Pública estaba convocada este martes en Sevilla a las doce del mediodía. Se presumía larga, pero no ha llegado a la media hora. Y es que los sindicatos han decidido levantarse de la mesa ante la negativa de la Junta de Andalucía a modificar su plan de ajuste.

«La Junta ha repetido su posicionamiento. Sigue en los mismos términos que al principio», ha asegurado Antonio Tirado, de UGT. «A esto no se le puede llamar negociación en ningún aspecto. Es incierto. Una negociación es cuando te sientas y estás dispuesto a modificar puntos, a dejar en el camino algunas cosas pero la Junta de Andalucía dice que los movimientos serán mínimos».

«Nosotros no estamos dispuestos a aceptar que el grueso del ajuste recaiga sobre los empleados públicos ni sobre los servicios públicos. Está claro que si hay recorte salarial eso repercutirá en la calidad de los servicios», ha añadido el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT-A.

Tirado ha exigido al Gobierno de la Junta que «adopte ya las medidas que tenga que adoptar, que no nos engañe con más negociaciones falsas, que no nos tenga en este martirio. Si finalmente saca adelante su plan de ajuste en los parámetros actuales, nos tendrá en la calle, frente a ellos y junto a los trabajadores reivindicando un servicio de calidad».

Los representantes sindicales tienen claro que no aceptarán recortes de empleo, privatizaciones, bajadas de sueldo o servicios públicos de peor calidad. «Todo eso solo traerá más paro, más precariedad laboral y más miseria», ha concluido Tirado.

Asimismo, y para el coordinador del Área Pública de CCOO, José Blanco, «no estamos dispuestos a participar en un simulacro de negociación. Más que negociación, ha sido una maniobra de distracción por parte de la Junta de Andalucía». El sindicato ha insistido en que los recortes sobre los empleados públicos “repercuten negativamente sobre los servicios públicos en Andalucía”.

Blanco ha denunciado la actitud de la Junta para «dilatar y distraer» el proceso con el objetivo de «imponer su decisión bajo la falsa apariencia de haber agotado todas las vías de negociación». «Conocemos este tipo de maniobras en las que se pretende presentar a los representantes de los trabajadores como los malos de la película, los que se han negado a negociar», afirma, al tiempo que añade que «cuando no hay proceso de negociación verdadera, es imposible negociar nada». 

Por eso, el sindicalista ha pedido al gobierno andaluz que «deje de mentir y montar falsas Mesas Generales donde todo está decidido por adelantado». «La Junta de Andalucía debe decretar lo que sea o abrir un verdadero proceso de negociación, no tiene más alternativas», ha remarcado Blanco. 

No obstante, CCOO afirma que continuará con las movilizaciones convocadas y otras acciones de rechazo a los recortes sobre los empleados y empleadas públicos de la Junta de Andalucía. «Que no piense el gobierno andaluz que podrá desactivarnos ni distraernos con falsos anuncios de negociaciones que no existen», ha concluido Blanco.

“Frente común” contra los recortes

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, en Andalucía, ha iniciado los trámites para convocar a una reunión a todos los sindicatos de la Mesa General de la Función Pública y de las diferentes mesas sectoriales para intentar hacer “frente común” contra el Plan de Ajuste y la “postura inmovilista” de la Administración.

En este sentido, CSIF Andalucía, ha iniciado los trámites para esta convocatoria “porque ante un ataque tan grave, tan directo y de una trascendencia tan importante para los derechos de los empleados públicos, todas las fuerzas sindicales tenemos que ir de la mano”, asegura el presidente de CSIF Andalucía, José Luis Heredia.

Así, Heredia confirmó que “tras el paripé vivido tras la supuesta negociación que ha vendido la Junta y que no se ha producido, los empleados públicos quieren vernos fuertes y haciendo frente común ante el grave atentado lanzado por la Administración”.

De esta forma, el presidente de CSIF confirmó que estarán “en toda Mesa General a la que seamos convocados por esa responsabilidad”, respondiendo así a la convocatoria anunciada por la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, aunque advirtió que espera “que no vuelva a ser un paripé, porque por eso nos hemos levantado de la última Mesa General. No nos pueden hablar de un periodo de negociación, de una presunta conversación con las fuerzas sindicales y presentar el Plan de nuevo y sin ninguna de las alternativas que hemos planteado desde CSIF Andalucía”.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *