dragado-guadalquivir-sanlucar

Ecologistas en Acción denuncia que el dragado de mantenimiento anual «carece de estudio de impacto y autorización ambiental que lo avale».

Ecologistas en Acción denuncia que el Puerto de Sevilla viene dragando el río Guadalquivir «año tras año desde antes de que existiesen las leyes de protección ambiental que evalúen adecuadamente los posibles impactos ambientales de proyectos que afectan al medio natural. Nunca se han sometido a evaluación ambiental estos dragados de mantenimiento, a pesar de que vienen modificado sustancialmente las características físico-químicas del río y por tanto sus condiciones ecológicas, especialmente al incrementar la salinidad por refuerzo de la carrera de mareas. Esto ha supuesto, por ejemplo, que se incremente en un 300% la salinidad comprobada en algunas de las tomas para riego de los arroceros» por lo que defienden éstos que «con el dragado de mantenimiento, la legislación europea y estatal, actualmente en vigor, es vulnerada de forma clara y sistemática».

En un comunicado los ecologistas defiende que, según la legislación vigente en materia medioambiental «el dragado que se está ejecutando se considera infracción muy grave». Añaden también que «para mayor despropósito, la Autoridad Portuaria incumple su compromiso de que el dragado de mantenimiento de este año se realizaría bajo control del equipo científico de Miguel Ángel Losada (Universidad de Granada) y Javier Ruiz (CSIC) y que permitiría investigar los efectos de otro polémico dragado, el de Profundización, que hasta ahora se entiende inviable dada la escasez de aportes de agua dulce que recibe el estuario».

Los ecologistas tachan de «caciquil» la actitud del Puerto de Sevilla al no «acogerse a las mínimas exigencias legales para llevar a cabo sus proyectos, por lo que esperan que con esta denuncia se paralice una obra ya iniciada que carece de cualquier aval legal y ambiental para llevarse a cabo».

Por otra parte desde Ecologistas en Acción también lamentan «la inhibición legal y administrativa, así como las declaraciones del consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Juan Díaz Trillo, diciendo que es un proyecto inocuo que viene haciéndose toda la vida». A esto los ecologistas le replican que «al menos los dragados que se vienen realizando desde la década de los 80, han modificado sustancialmente las condiciones de turbidez y salinidad del estuario con un alcance ambiental desconocido, dada la inexistencia de datos objetivos ni estudio científico alguno». Frente a ello defienden que «existen evidencias que indican que estos trabajos de mantenimiento serían innecesarios si existiese voluntad política de incrementar los caudales de agua dulce y restablecer en parte la antigua dinámica fluvial y mareal que podría “dragar”, de forma natural y gratuita, el fondo del río».

Toda la documentación enviada al Ministerio

Por su parte la la Autoridad Portuaria de Sevilla ha respondido en un comunicado que ha enviado al Ministerio de Medio Ambiente la información requerida por este sobre el dragado de mantenimiento de la campaña 2011, recordando que «tiene entre sus competencias propias, atribuidas por mandato legal, la de asegurar que la navegación comercial se desarrolle en condiciones óptimas de seguridad, eficacia y productividad en el canal de navegación E.60.02, que discurreentre Sevilla y Chipiona».

«Para ello -continúa el comunicado- es imprescindible e ineludible llevar a cabo tareas periódicas de mantenimiento anual en la canal de navegación, consistentes en la restauración del calado nominal, trabajos que se desarrollan puntual y únicamente en aquellos tramos (no de la totalidad de la sección del río) en que haya disminuido como consecuencia de la acción hidrodinámica desarrollada en los meses trascurridos desde la última intervención de mantenimiento».

Según el Puerto de Sevilla «aunque estos dragados de manteniendo de calado constituyen la parte básica, también se revisan y corrigen, en su caso, los sistemas de ayudas a la navegación y otros sistemas de instrumentación del canal de navegación. El no desarrollo de dichos trabajos comprometería gravemente la viabilidad operativa del recinto portuario, poniendo en peligro la seguridad de la navegación, y finalizaría con la paralización total de la actividad portuaria, con los graves perjuicios que ello ocasionaría a los intereses generales que el Puerto de Sevilla representa».

«Al igual que en años anteriores se está realizando la campaña de dragado de mantenimiento 2011, que este año es especialmente relevante dado el estado de aterramiento de la Canal de Navegación producido por las importantes avenidas acaecidas durante el primer trimestre del mismo».

Según el puerto «esta obra se realiza bajo la más estricta sujeción a la normativa vigente y contando con las autorizaciones pertinentes, actuaciones de las que se da cuenta ampliamente en la comunicación remitida al MARM. En particular que el dragado de mantenimiento cuenta con Declaración de Impacto Ambiental (26 de septiembre de 2003), emitida en sentido positivo para la realización de los dragados de mantenimiento por un periodo de 20 años, y que bajo esta resolución se vienen ejecutando desde el año 2004».

«Igualmente -finaliza el comunicado- desde el comienzo de la ejecución de las obras se está desarrollando un seguimiento y vigilancia ambiental por los servicios técnicos de la Autoridad Portuaria de Sevilla, teniendo previsto contar con asesoramiento externo de expertos en la materia».

www.SevillaActualidad.com

Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *