autobús-tussam-c4-sandra-vallaure-flickr

Según el partido liderado por González Rojas, el PSOE impide volver a solicitar este título bonificado a partir de su séptima renovación y creen que con ello “castigan al parado de larga duración”.

El portavoz municipal de Izquierda Unida, Daniel González Rojas, ha denunciado este lunes que el último convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Sevilla y Tussam para garantizar el bonobús solidario está impidiendo a muchos perceptores de este título bonificado poder volver a solicitarlo, al haberse fijado unos nuevos criterios que imposibilitan su renovación a quienes llevan más tiempo sufriendo el desempleo.

En concreto, la estipulación segunda del anexo de este convenio, que se firmó el pasado mes de junio, establece que “las personas que han sido beneficiarias del bonobús solidario por un periodo igual o superior al inicial más siete renovaciones en los últimos cinco años” no podrán volver a demandarlo hasta que hayan transcurrido doce meses desde la última vez que lo requirieron. Una medida que desde IU consideran “absolutamente injusta y absurda”. Por eso, González Rojas exige al Gobierno de Juan Espadas (PSOE) su “inmediata retirada”.

“Nos parece una barbaridad que el Ayuntamiento quite el bonobús solidario a quienes sufren con más crudeza la crisis, mermando así sus opciones de encontrar trabajo en la ciudad”, ha señalado González Rojas. El portavoz de IU asegura, además, que “son muchos los sevillanos que ya se ven afectados, y así nos lo están trasladando, por esta restricción que se ceba con los más desfavorecidos”.

Un bonobús de seis meses de duración y uso ilimitado

Cabe recordar que el bonobús solidario es una tarjeta personal e intransferible que, durante un periodo de seis meses, permite a quien lo ostenta utilizar de forma gratuita el transporte público gestionado por Tussam (excepto servicios especiales y autobús del aeropuerto) de una manera ilimitada.

Y fue puesto en marcha por Izquierda Unida, cuando gobernaba en la ciudad, para facilitar la búsqueda de trabajo a aquellas personas paradas que reúnan una serie de requisitos, como estar empadronado en Sevilla, cumplir un determinado nivel de renta, o encontrarse inscrito como demandante de empleo.

En este sentido, González Rojas advierte de que los nuevos criterios implantados por Espadas para otorgar este título contradicen el espíritu con el que fue creado. Y es que “el PSOE pretende limitar una herramienta que en estos momentos resulta fundamental para luchar contra las desigualdades en nuestra ciudad”, ha lamentado.

Por ello, además de reclamar la supresión de esta medida, por lo lesiva que resulta para los parados de larga duración, Izquierda Unida reivindica también que la regulación de este título de Tussam y del nuevo bonobús social se recoja en las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento y no esté al socaire, como ocurre ahora, de la firma periódica de acuerdos de colaboración.

“De esta forma ganaríamos en transparencia y lograríamos garantizar el transporte público como un derecho de los ciudadanos y no como una concesión puntual que depende de su renovación por la vía de convenios”, ha enfatizado González Rojas.

Tussam responde: supera en un 12% la cifra de 2015

La empresa municipal de transportes Tussam tiene en estos momentos en activo 27.227 títulos del bonobús solidario, lo que según el Ayuntamiento hispalense, socio único de la empresa, supone un incremento con respecto al mismo periodo del año anterior de un 12%, ya que en julio de 2015 había 24.203, según ha informado la propia empresa este lunes.

El presupuesto para esta prestación, además, se ha incrementado hasta los 3,7 millones de euros, lo que supone 240.000 euros más que el pasado ejercicio, unos recursos a los que hay que añadir además 1,2 millones de euros para el bonobús social destinado a trabajadores con rentas bajas.

Ante el incremento continuado de la demanda de títulos de bonobús solidario durante los últimos años, la dirección de Tussam ha decidido revisar las líneas de actuación para evitar que, como ocurrió en ejercicios anteriores, se paralizara en algún momento del año la tramitación de nuevos títulos debido a que se había superado la consignación presupuestaria o que nuevos usuarios con derechos se quedaran fuera por dificultades en la tramitación o por la falta de recursos económicos.

De este modo, el Ayuntamiento asegura que “se han flexibilizado los trámites para hacer más fácil la solicitud, se están cruzando los datos con el SAE para garantizar que todos los usuarios de esta prestación consten como datos de alta y se han fijado nuevas condiciones que garanticen que quienes lo necesiten y no hayan tenido acceso nunca antes a este título puedan tenerlo así como que se garantice el acceso al mismo a las personas con menos recursos y niveles de renta”.

Este modelo de trabajo, que está siendo comunicado a todos los usuarios con total transparencia, se encuentra en fase de pruebas y evaluación, de modo que en unos meses se comprobará el nivel de usuarios de esta prestación y las medidas que se puedan adoptar para resolver situaciones que se hayan podido ver afectadas de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias. Asimismo, se tendrán en cuenta estas circunstancias de cara al próximo debate para el proyecto de presupuestos del ejercicio 2017.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad