Tranvía de Sevilla
Tranvía de Sevilla/Archivo

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Área de Movilidad en coordinación con la empresa de transportes urbanos Tussam, ha licitado instalación de los equipamientos para las paradas de la primera fase de ampliación del tranvía hasta Santa Justa, en su tramo entre San Bernardo y Nervión.

Este contrato, que implica una inversión de 1,06 millones de euros, cofinanciada en un 80% a través de los fondos europeos FEDER, incluye marquesinas, máquinas de autoservicio que funcionen tanto como dispensadoras de billetes como equipos de recarga de los títulos de transporte de Tussam y postes teleindicadores capaces de mostrar información en tiempo real a los viajeros –como el destino y el tiempo de espera en parada hasta la salida del siguiente tranvía–.

En concreto, serán ocho marquesinas, seis bancos para usuarios, seis máquinas expendedoras de billetes y cinco unidades de teleindicadores. Las marquesinas tendrán mismo diseño que las ahora instaladas en las paradas del Metrocentro entre Plaza Nueva y San Bernardo, con cubierta formada por elementos de vidrio laminado, y todo ello con la correspondiente integración y puesta en servicio, según establecen los pliegos de contratación.

De esta manera, se completan los contratos de la primera fase de ampliación del Metrocentro, con 24,5 millones de inversión pública, cofinanciada al 80% por los fondos FEDER, para obra civil, instalaciones y equipamientos para esta nueva infraestructura de transporte público prevista en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Sevilla.

El proyecto

Esta primera fase de la ampliación del Metrocentro tiene una longitud de 1,4 kilómetros entre San Bernardo y Nervión con paradas ubicadas en San Francisco Javier, Eduardo Dato y Centro Comercial Nervión. El trazado discurre por la mediana de las calles Ramón y Cajal, San Francisco Javier y Luis de Morales, con un cruce subterráneo entre Ramón y Cajal y San Francisco Javier. Posteriormente, se ejecutará la segunda fase hasta Santa Justa para así lograr la articulación de todo un sistema de transporte público de alta capacidad que unirá los principales nodos intermodales de la ciudad: Prado de San Sebastián, San Bernardo y Santa Justa, a partir de un intercambio y trasbordo entre tren, autobuses, tranvía y metro.

La previsión es que se puedan duplicar las cifras actuales de uso del tranvía con un recorrido que en total dispone de cuatro paradas, una velocidad comercial de 21 kilómetros hora y un tiempo estimado del recorrido entre San Bernardo y la estación de 5,3 minutos.

Corredor verde

En paralelo, ya se ha aprobado también el proyecto de corredor verde, renovación de redes de abastecimiento y saneamiento y nuevo colector en San Francisco Javier y Luis de Morales. Se trata de un proyecto diseñado por la empresa metropolitana Emasesa en coordinación con las áreas municipales de Transición Ecológica, Movilidad y Urbanismo, con un presupuesto de 13,9 millones de euros.

Este proyecto transformará las avenidas de San Francisco Javier y Luis de Morales generando un amplio corredor verde con itinerarios peatonales accesibles a través de la supresión de los dos carriles de servicio. Se conformará un espacio arbolado con amplias áreas peatonales y para la movilidad personal sostenible, con equipamientos y servicios para los residentes y usuarios de las avenidas de San Francisco Javier y Luis de Morales. Se incluyen espacios de estancia y movimiento para las personas, con plataformas reservadas para el transporte público y la pacificación del propio tráfico.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad