image005

Los agentes de la comandancia de Sevilla han desactivado una granada de mortero, cinco proyectiles de artillería y tres granadas de mano halladas en campo y pertenecientes a la Guerra Civil.

El Equipo de Desactivación de Explosivos  y de Naturaleza de la Guardia Civil de la Comandancia de Sevilla ha acudido a identificar, aislar y desactivar un total de nueve artefactos explosivos, hallados por particulares, generalmente agriculltores, en diferentes parajes y fincas de campo de la provincia de Córdoba.

En julio, en una primera actuación, la Guardia Civil acudió tras el aviso de un agricultor de Pueblonuevo (Córdoba) que dijo haber encontrado un artefacto mientras realizaba labores de labranza. Los agentes constataron que se trataba de una granada de mortero de calibre 50 mm. Dias después, acudió a Valenzuela (Córdoba) y localizó un proyectil de artillería de 290 mm de longitud y calibre 77 mm, de la pasada guerra civil.

En agosto es requerida en Peñarroya-Puertonuevo (Córdoba) con motivo del hallazgo en una finca de lo que resultan ser dos proyectiles de artillería de 350 mm de longitud y 105 mm de calibre, bastante oxidados.

En septiembre, los especialistas de la Guartdia Civil realizaron tres actuaciones mas. En primer lugar y en el término municipal de Peñarroya-Puertollano, un vecino avisó de que había localizado lo que se identificó como un proyectil de artillería de 300 mm de ñongitud 76,2 mm de calibre de la pasada guerra civil. Dias después, en el mismo término municipal, acudió y constató el hallazgo de un proyectil de artillería de 105 mm bastante oxidado y que presentaba deformaciones por el impacto.

Finalmente, en unos terrenos de una finca de la localidad de Los Blázquez (Córdoba) un vecino avisó de que había encontrado algo que calificó como “una bomba”. La Guardia Civil, tras alertarlo de que no tocase nada, acudió y localizó tres granadas de mano modelo 31, conocidas como “polacas”, también de la pasada guerra civil, todas en avanzado estado de oxidación, con los pasadores de seguridad deteriorados y las palancas de seguridad rotas.

En todos los casos se trataba de artefactos que no habían hecho explosión y que mantenían sus características intrínsecas, por lo que, por parte de los agentes se procedió, de ser necesario, a trasladarlos a un lugar adecuado para seguidamente y en todos los casos, desactivarlos con las condiciones de seguridad idóneas.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad