Hospital Universitario Virgen Macarena. / JA.

El Centro Satélite de Donación de Leche Materna del Hospital Virgen Macarena amplia su cartera de servicios, pasando de ser únicamente centro receptor de leche pasteurizada a convertirse en centro de captación de donantes y de recogida de leche humana donada, en colaboración con el Banco Regional de Leche Materna.

Esta iniciativa surge con el fin de establecer un centro de captación y punto de entrega correctamente identificado, que cuente con los profesionales y medios técnicos para esta tarea, permitiendo que las madres acudan a entregar su leche a un centro más cercano que, posteriormente, se encargará del envío de la misma al Banco Regional.

Cualquier mujer que tenga una lactancia correctamente establecida, sea sana y lleve un estilo de vida saludable puede ser donante de este preciado ‘oro blanco’, de forma altruista.  Para ello, debe contactar con los profesionales del Centro Satélite de Donación y Recepción de Leche Materna del Hospital Universitario Virgen Macarena, ubicado en la Unidad de Neonatología, a través del teléfono 699806054, o a través del email : donalm.huvmacarena.sspa@juntadeandalucia.es .

Los profesionales ofrecerán información sobre el proceso de donación, la forma de extraerse la leche y cómo conservarla hasta su entrega, proporcionándoles todo el material necesario. Posteriormente, pueden entregar la leche congelada en el propio hospital, para lo que se garantizarán todas las medidas de seguridad que exige la situación de pandemia que vivimos.

El equipo del banco de leche de la Unidad de Neonatología está formado por:   técnicos auxiliares de enfermería Dalia Arroyo, María Magdalena Zarallo, María del Mar García; la enfermera Rebeca Aguilar-Galindo y las neonatólogas Carmen Salamanca, Carmen González, Ana Román, coordinados por la doctora Salud Luna, jefa de Sección de Neonatología e Isaac Garcés como referente enfermero de Cuidados.

El objetivo final es proporcionar leche humana a los recién nacidos hospitalizados, preferentemente prematuros o de muy bajo peso, que no pueden ser amamantados directamente por su madre o precisan un suplemento a la lactancia materna propia.

 “Está demostrado que esta leche se tolera mejor, protege a los recién nacidos prematuros o bebés enfermos contra los problemas intestinales graves, disminuye el riesgo de infección y mejora su desarrollo”, refiere la doctora Elena Pérez, jefa del Servicio de Pediatría.

Según la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y las sociedades científicas implicadas en el cuidado y alimentación de la infancia, la leche donada es la mejor alternativa para este tipo de niños cuando la leche de la propia madre es no es suficiente.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *