Guardia Civil / AD

Agentes de la Guardia Civil de Utrera han detenido a tres personas, dos hombres y una mujer, por falsificar documentos para poder entregar aceitunas, sin justificar procedencia, en distintos puestos de compra de la localidad.

El pasado mes de octubre, una patrulla de servicio de la Guardia Civil de Utrera, interceptó una furgoneta en la que dos personas transportaban en torno a mil kilos de aceitunas cuya procedencia no pudo ser acreditada por éstas mediante el correspondiente DAT (Documento de Acompañamiento al Transporte).

En relación a ello, el Equipo Roca de la Guardia Civil de Utrera, inició la «Operación Falsoliv» para comprobar la trazabilidad y la lícita procedencia de la aceituna, llevando a cabo diferentes inspecciones y entrevistas en distintas fincas y puestos de recepción de aceitunas de la localidad.

Como resultado de las primeras indagaciones, los investigadores tuvieron conocimiento de que al acudir a un puesto de recepción de aceitunas de la localidad de Utrera, estas personas, un hombre y una mujer vecinos de Dos Hermanas, hicieron entrega de documentación para acreditar la cesión por parte de su propietario de la recolección de un olivar de la misma localidad.

Más de 45.000 kilos de aceitunas con un valor de 40.000 euros

Continuando con las investigaciones, la Guardia Civil averiguó además, que las mismas personas habían hecho entrega en distintos puestos, de más de 45.000 kilos de aceitunas, por un valor aproximado de 40.000 euros. Para ello, aportaban documentación de cesión de la recolección de diferentes fincas, supuestamente firmadas por los titulares de estas, con lo que pretendían justificar la procedencia lícita.

Finalmente, tras recoger declaración a los titulares de las distintas fincas y centros de recepción, se constató que estos individuos y un tercero, falsificaban los documentos de contrato de cesión de cosecha que aportaban al presentar la mercancía, figurando incluso un documento de cesión de cosecha, firmado recientemente por una persona que en realidad había fallecido hace más de 30 años.

Por ello, la Guardia Civil procedió a la detención de estas tres personas por la comisión de un supuesto delito de falsedad documental en los contratos de cesión, y se informó a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, por el incumplimiento a Ley de Trazabilidad de la Aceituna, introducida en los Puestos de compra.