Portada » Opinión » Palabras desde Londres » Reino Unido azuza a los Estados Ibéricos
Palabras desde Londres

Reino Unido azuza a los Estados Ibéricos

El sábado pasado se anunciaba la exclusión del Estado Español y la República Portuguesa, en su parte continental ya que a los archipiélagos de Azores y Madeira no se les incluyen, de lugares seguros para viajar y la realización de una cuarentena para los llegados de estos destinos en las Islas Británicas bajo soberanía británica.

En el Reino Unido cada país constituyente, independientemente de su autogobierno, tiene diferentes medidas respecto al tratamiento que se le da al Covid-19 y la entrada de personas en sus territorios, así como  la regulación a seguir, pero siempre de “acuerdo y con derecho de última palabra” con la Foreign & Commonwealth Office (FCO), el homologo al Ministerio de Exteriores de España y su equivalente a la Acción Exterior de la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía.

Reino Unido obliga a  guardar una cuarentena de dos semanas a todas las personas que  vengan de España y Portugal, pero al mismo tiempo, nada para quienes vengan de Gibraltar aunque esta última tenga abierta la frontera y 15K ciudadanos andaluces y españoles entran cada día a trabajar allí. Los estados miembros de la UE como Suecia, Luxemburgo, Rumania y Bulgaria también están incluidos.

“I was gobsmacked when I read it”

En la website del Gobierno británico, Gibraltar es considerada un país europeo, quien quiera comprobarlo ahí dejo el enlace. https://www.gov.uk/guidance/coronavi HYPERLINK “https://www.gov.uk/guidance/coronavirus-covid-19-countries-and-territories-exempt-from-advice-against-all-but-essential-international-travel”rus-covid-19-countries-and-territories-exempt-from-advice-against-all-but-essential-international-travel

Lo más llamativo es el caso de Andorra, país que no tiene aeropuerto ni puertos, sus habitantes están sumamente ligados a los ciudadanos españoles y portugueses, ya que dada su peculiaridad geográfica la interrelación es perenne y son una parte importante de su población. Sin embargo, al Gobierno de Johnson no le pareció incluirlo en el mismo saco.

No quiero ser mal pensado, pero en la flexibilidad fiscal en esos dos territorios puede que haya influido o que GHA de Gibraltar y Servei Andorrà d’Atenció Sanitària de Andorra, los equivalentes al SAS en Andalucía,  estén actuando de una manera excepcional que ni NHS, SAS…u otro de su características. Mis felicitaciones si es así.

“Lost the plot”

¿Ha sido una decisión o varias decisiones, por salud, por política o por la económica?

Simplificando, ha sido por razones políticas. Johnson es el portavoz de la extrema derecha, más por hacer de ello un éxito personal que ideológico, pero sus dos principales asesores lo son de hecho.

Económicamente es un varapalo para los Ibéricos, y un recordatorio, sí, un buen tirón de oreja, que viene a decir: “por separado te doy fuerte aunque yo también reciba”.

En la escuela, cuando nos peleábamos entre zagales, si nos azuzaba un grandullón y acabamos escaldados, el orgulloso recibidor  vociferaba a la lejanía: “al menos le di un par de coscorrones”, aunque él fuese el malparado.

Igualmente está ocurriendo entre UK y la UE. Las negociaciones no se están desarrollando, porque la membresía sin ser miembro no es aceptada. Tener las ventajas y ninguna obligación  no cuela. Atacar a Francia y a Alemania no es factible y sus repercusiones pueden ser tan letales, por citar un ejemplo, cuando Macron amenazó con cerrar la frontera. Entonces, han seleccionado a los Ibéricos, principalmente, al Estado Español, y al  Portugués por defecto. Es una doble acción.

Primero, desplomar sus economías en estos momentos tan delicados, para que les duela y sean más dóciles en futuros acuerdos bilaterales que puedan menguar la posición uniforme de la UE.

Esos sectores de clase media-baja a media-alta que no puedan vacacionar fuera no se van quedar en casa. Gastarán ese dinero en hoteles en las costas británicas, en zonas rurales o al menos en los pubs de la esquina. El Brexit está a la vuelta y el Estado necesitar recapitalizarse, esto y el Covid-19 está afectando mucho a la economía, además el dinero de Trump no va a llegar hasta el próximo año y… ¡a ver si sigue como presidente!

La segunda, cortar el cordón umbilical sentimental. Hacerle sentir a los expatriados británicos que el Brexit es una realidad y si estás fuera y tus intereses van en contra del Gobierno, atente a las consecuencias. No olvidemos que la relación Benidorm-Magaluf son las más conocidas pero no las únicas.

Un indeterminado número de empresarios y propietarios afincados en Andalucía y el Levante español está viéndose atacado por su propio Gobierno. Otro dato a recordar, si vives tres lustros fuera del Reino Unido, pierdes el derecho a votar en la elecciones generales como residente exterior. Obviamente hay triquiñuelas pero solo para los del 1% y allegados.

Y por último, el veto de España en la UE sobre el tema de Gibraltar les ha dolido a los conservadores, quienes gobiernan. Odian cuando se asoman a la ventana y no ven el imperio, entonces se giran, se disfrazan y solo miran a su espejo victoriano desbaratado.

“Damp Squib!”

Sinceramente, si  el estado quiere solucionar lo de Gibraltar tiene que devolver competencias a la Junta que será la única institución que puede llevarlo a cabo mediante la creación de empleo, de infraestructuras propias, la gestión del principal puerto de la Península, Algeciras,  junto al ente de la Comarca del Campo de Gibraltar con el fin de tener más poder para repudiar el narcotráfico y controlar la evasión fiscal. El Estado no lo está haciendo como corresponde.

¿Por qué? ¿Y se quiere solucionar desde Madrid? ¿O se prefiere el vacío perenne hacia esa zona y la lucha eterna para alimentar ese nacionalismo español trasnochado?

Regresando a los asuntos comunitarios, el Primer Ministro de Países Bajos, Rutten ha tomado el testigo de submarino de la extrema-derecha  estadounidense, ahora que Reino Unido esta fuera. El incremento de la extrema derecha en las elecciones y su influencia están absorbiendo al CDA, equivalente a Partido Popular, ambos pertenecen al EPP, siglas del Partido Popular Europeo, al igual que al austríaco OVP del también Primer Ministro austríaco Sebastian Kurz quien sí tiene restricciones para quienes vengan del Reino Unido. A ellos la democratización de Europa no les interesa de nunca. Cuando la ocupación nazi, sin la cooperación necesaria de estos grupos, cuyos herederos gobiernan hoy, no hubiera sido posible; ahora las órdenes vienen desde Washington, ¡veremos hasta cuándo!

Lo que sí está claro es que en las próximas elecciones estadounidenses, si  se celebran, el ejército estará en la calle para fastidiar a los de siempre,  y si se suspenden, será un golpe de estado encubierto. Así de simple. La Historia es cíclica y se repite cuando la desconocemos y la ignoramos.

La ridiculez más hipócrita la hemos visto con los dos ministros británicos que estaban en España. Conocedores de lo que iba a venir se fueron con sus familias de vacaciones, así que Grant Shapps, Secretary of State for Transport y Paul Scully, Minister for London, ni cortos ni perezosos, tomaron sus aviones y… a disfrutar.

Lo que nos enseña la Historia es lo siguiente: la extrema derecha impone para la masa, pero no para ellos. No dudo de la pantomima que harán para cumplir la cuarentena. No es el primer caso en el Gobierno británico. Ellos son la élite, ni Brexit, ni Covid-19 les va a impedir a disfrutar de su status social mientras cientos de miles ven su vida, sus trabajos y sus familias en riesgo.

“Alrigth, mate?!”

Siendo bien conocedor del NHS y consciente de la situación en Andalucía, la medida de la cuarentena es otra mamarrachada como la de los dos ministros citados.

Las medidas que se han tomado en el Reino Unido han sido de chiste, nefastas. Nos encontramos ante un nacionalismo que sólo se mira el ombligo, para el que todo vale si la Unión Jack está en el aire, haciendo gala de una prepotencia que cada día tiene más pies de barro, al que además apoya la falta de crítica de una sociedad sin cohesión ninguna. Un gigante menguándose constantemente.

“Oh, Bollocks!”

Ante esto, debemos espabilar y desarrollar otros sectores para que el turismo sea complementario en nuestra economía, pero no crucial. Ahí todos tenemos que poner de nuestra parte, desde empresarios cortoplacistas hasta la transformación de nuestras ciudades y pueblos.  Esta va ser la primera de muchas pataletas entonces: ¡Hagámoslo ya!

Sobre el autor

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y tesón, y por ahora, en Londres, surfeando a contracorriente en la ola del Brexit.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required