La movilidad en las grandes ciudades es uno de los retos más importantes para muchos ayuntamientos y organismos hoy en día. Adaptar las ciudades para que las personas y los vehículos se desplacen sin dificultad, sin aglomeraciones y sin obstáculos, por vías y calles perfectamente adaptadas, son tan solo algunos de los objetivos en los que se está invirtiendo un gran esfuerzo.

Sin embargo las personas con movilidad reducida son unos de los grandes olvidados para muchas administraciones, que aún no han diseñado y adaptado las calles en su totalidad para facilitar el tránsito por las vías públicas. Ante ello, estos usuarios deben recurrir a profesionales y especialistas en movilidad que ofrecen excelentes alternativas y soluciones para sortear la gran cantidad de obstáculos y problemas que se encuentran en su día a día al salir a la calle.

¿Qué obstáculos tienen las personas con movilidad reducida?

A pesar de que cada vez más es posible ver cómo muchas calles, estructuras y pasos se están adaptando a las necesidades de las personas con problemas de movilidad, todavía es posible encontrarse con un gran número de obstáculos y problemas, que dificultan e impiden el paso de estas personas, y por lo tanto poder realizar una vida normal como el resto de personas.

Obstáculos como escalones de gran altura, que no están adaptados para el paso de las necesarias sillas de ruedas o los scooter eléctricos adaptados, ya que sus ruedas no pueden superar estos centímetros que se convierten en verdaderos muros. Además de estos escalones todavía es posible ver cómo muchas aceras y pasos de peatones aún no cuentan con la señalización ni el diseño necesario para facilitar la movilidad. Desde la falta de un diseño adaptado con una leve rampa o la presencia de elementos urbanos que dificultan pasar con sillas o scooter eléctricos adaptadas.

Además de los obstáculos físicos que poco a poco requieren ser reemplazados y adaptados, otro de los grandes problemas de estas personas, es la falta de civismo que habitualmente es posible ver en las calles. Así por ejemplo, el uso indebido de las zonas de paso, rampas o accesos para personas con movilidad reducida, que en ocasiones se encuentran invadidos por vehículos, camiones de reparto, motos u objetos que dificultan enormemente el paso a los usuarios.

El diseño erróneo de muchas calles y parte de sus elementos es otro de los problemas habituales para estas personas, ya que es posible observar cómo hoy en día todavía hay elementos mal ubicados como pasos de peatones en zonas peligrosas y de difícil acceso,bolardos, macetas o elementos ornamentales o incluso el uso de pavimentos no adecuados para el paso de sillas adaptadas.

La mejor solución para personas con movilidad reducida

Ante todos los obstáculos y problemas a los que tienen que hacer frente las personas con movilidad reducida, una de las mejores soluciones es usar elementos perfectamente diseñados y preparados para superar los obstáculos en las calles. Sillas de ruedas y scooter eléctricos adaptados que ayuden a superar cualquier problema y elemento en las calles. Los mejores aliados para las personas que necesitan moverse sin problemas, de un sitio para otro, sin agotarse y sin importar los contratiempos en forma de obstáculos que puedan encontrar en su día a día.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *