El estreno de España en la Eurocopa 2020 acaba con tablas en el marcador en un partido en el que le faltó el gol a los de Luis Enrique. La vuelta del público a un estadio en la ciudad de Sevilla desde que inició la pandemia, con 16.000 espectadores en las gradas del Estadio de La Cartuja, la buena noticia en un encuentro descafeinado por parte del combinado nacional.

Si bien el ambiente previo al partido ya se sintió durante el fin de semana, este lunes el centro de la capital hispalense se inundaba de ambiente futbolístico. Las aficiones, tanto la española, con aficionados procedentes de toda la geografía del país, como suecos, unos 3000 en las gradas de La Cartuja, disfrutaron durante el día en el centro histórico del inicio del máximo torneo continental de selecciones en Europa.

En cuanto al partido, la Selección se erigió como la dominadora tanto de la pelota como de las ocasiones, algo que no se vio reflejado en el marcador debido a la falta de gol que tiene el cuadro que dirige Luis Enrique. Durante el tramo final de la segunda parte, con la entrada de Gerard Moreno y Pablo Sarabia, el equipo gozó de más llegada y profundidad, pero el guardameta sueco, Olsen, evitó toda ocasión de gol de la roja.

Sevilla vivió así de nuevo una noche de fútbol parecida a las que se vivían antes del inicio de la pandemia, con aficionados en las gradas y un Estadio de La Cartuja vestido de gala al que solo se le podía reprochar el estado del césped.

La próxima cita será ante Polonia el próximo sábado a las 19:00 horas en la que España buscará la primera victoria en un torneo en el que hay puestas muchas esperanzas, no solo en el beneficio económico que puede traer a la ciudad, sino en la trayectoria de España en la Eurocopa 2020.

Miguel Salvatierra

Periodismo. Apasionado por la comunicación. Aprendiendo todos los días.

Deja un comentario