Para Griñán ha sido su primer Día de Andalucía como presidente de la Junta

Lea el discurso de José Antonio Griñán

El presidente de la Junta de Andalucía se reitera en la idea de “consenso” para afrontar y salir de la crisis económica actual. José Antonio Griñán, que ofreció su primer discurso institucional del Día de Andalucía como máximo responsable del Gobierno autonómico, recordó el 30 aniversario de la autonomía, cuando se “hizo a España desde Andalucía”.

Sevilla Actualidad. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha subrayado que la conquista de la autonomía por Andalucía el 28 de febrero de 1980 dotó a la comunidad de un papel protagonista en la configuración del Estado, y le permitió tomar las riendas de su destino. Durante el acto institucional del Día de Andalucía, celebrado en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, Griñán ha recordado que el 28-F, del que este año se celebra su trigésimo aniversario, «hizo a España desde Andalucía» y, a la vez, configuró a la región como «una tierra activa y responsable de su propio desarrollo».

El presidente, que ha expresado su emoción y su «compromiso tenaz» con la comunidad en el que ha sido su primer Día de Andalucía como máximo responsable autonómico, ha iniciado su discurso con unas palabras dirigidas a aquellos ciudadanos que se han visto más afectados por el temporal de lluvia que ha sufrido la comunidad durante este invierno. A ellos, y también a las víctimas del terremoto registrado en Chile, ha trasladado Griñán su solidaridad y apoyo.

Respecto a la celebración de los 30 años de autonomía, ha calificado el referéndum de 1980 como «un capítulo fundacional» en la historia de Andalucía, un momento que fue posible gracias a la «suma de muchas voluntades». En este sentido, ha asegurado que, en esta configuración del Estado, la comunidad adquirió una posición «protagonista», al marcar «el rumbo del desarrollo autonómico» del país.

El responsable de la Junta se ha referido también al «principio de igualdad» propugnado por Andalucía, que hizo posible «preservar la solidaridad en la España de las autonomías» que nacía en esos momentos, y ha aludido a una «rebelión andaluza» que, amparada en el texto de la Constitución, «desbordó el futuro que parecía ya escrito». «Luchando por nuestra autonomía plena, los andaluces construimos, ayudamos a construir, una patria común, España, que sólo podía serlo en la medida en que se responsabilizara de la igualdad de todos los españoles», ha resaltado.

Recuperar la confianza

Griñán ha centrado también parte de su intervención en la actual crisis económica, ha apelado a la conquista que supuso el 28-F de 1980 para «recuperar la confianza» y ha mostrado su convencimiento en que el esfuerzo de todos permitirá «salir pronto de esta situación». El presidente ha asegurado que, en el momento actual, «se percibe la fuerza» con que los andaluces combaten las dificultades, y ha querido trasladar a los ciudadanos el «compromiso y esfuerzo» de la Junta «para encontrar día a día soluciones a sus preocupaciones».

Para Griñán, el objetivo «inmediato» del Gobierno autonómico es «ayudar a los que peor lo están pasando», pero también ha apuntado como un fin «imprescindible» trabajar para «generar expectativas y oportunidades de futuro para todos los andaluces». «Vamos a seguir concentrando nuestras energías en acelerar el crecimiento económico y, con ello, crear empleo», ha asegurado.

Junto a estas actuaciones, ha apostado por que la crisis económica, una vez superada, sirva también como «punto de inflexión» en la manera de afrontar el futuro, edificando el modelo sobre «bases más firmes y duraderas». «Hemos de hacer mejor todo aquello que sabemos hacer bien», ha defendido el presidente, para quien «el desafío actual es conservar y mejorar», así como «buscar la excelencia».

También ha defendido que la crisis actual «exige cambios en las actividades y en las formas de afrontar los desafíos económicos», y ha asertado que «el empuje de la autonomía ha sido el mejor estímulo para crecer y para fijarse metas de futuro».

Además de la conmemoración de las tres décadas del proceso autonómico en Andalucía, el mandatario andaluz ha recordado que, durante 2010, se celebra también el 125 aniversario del nacimiento de Blas Infante en Casares (Málaga). Esta fecha debe servir, ha reclamado, para reafirmar la «autoestima» del pueblo andaluz y apelar, aludiendo a las palabras del Padre de la Patria Andaluza, «al resurgir de la confianza en la propia virtud».

El presidente ha apelado al carácter abierto y diverso que define a los habitantes de la comunidad -«toda pretensión de dar un ser único a los andaluces ha desembocado siempre en el tópico o la simplificación»- y ha calificado la identidad andaluza como «identidad democrática», por su «deseo de apertura al mundo y saber encontrarse con el otro». «Hay distintas formas de ser andaluz», ha manifestado, y ha añadido que se trata de «una particular forma de ser españoles».

Finalmente, el presidente andaluz ha tenido una mención especial al río Guadalquivir y su papel para «hacer más dinámicos a los municipios ribereños», conformando de este modo «un eje de desarrollo socioeconómico en el interior de Andalucía». Por todo ello, ha matizado que el agua, pese a plantear en ocasiones algunos problemas, es también «fuente de vida y de riqueza, agricultura, pesca y navegación, industria y energía, comunicación, naturaleza y cultura, ocio y turismo».

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *