En el sector de la construcción hay una gran cantidad de materiales y herramientas que se tienen que alquilar o comprar para llevar a cabo los proyectos. La variedad y cantidad de ellos hace que sea un poco tediosa la planificación en este aspecto, además de tener que tomar en cuenta factores como los tiempos de construcción e incluso el clima.

El acelerado crecimiento del sector ha hecho que se requieran constantemente estas herramientas y demás estructuras para la gran cantidad de proyectos que se realizan con frecuencia. Si bien la maquinaria y los equipos a utilizar varían según la naturaleza y el tamaño de la obra, hay algunos elementos que son muy recurrentes, como es el caso de los andamios.

Consejos para el alquiler de andamios

Es importante saber que se tratan de estructuras de las que depende en gran medida la seguridad de los trabajadores. Siempre hay que priorizar la calidad de los que se vayan a adquirir o alquilar por encima del precio. No es posible sacrificar un poco de calidad a cambio de ahorrar algo de dinero.

Ver a largo plazo

Es cierto que la minería, la construcción y empresas de montaje requieren de andamios con frecuencia para operar en casi cualquier tipo de proyecto. De primeras, se podría decir que adquirir un andamio certificado es la decisión apropiada a largo plazo, lo cual es cierto solo hasta un punto.

También hay que tomar en cuenta el tamaño de la empresa y la frecuencia con la que se encarga de proyectos. Podría ser muy interesante ahorrar dinero y dedicar el capital a la adquisición de materiales, en lugar de gastarlo en la compra de los andamios. Al menos durante el inicio, es mejor ahorrar hasta capitalizarse un poco más.

Sin embargo, la utilidad puede ser más bien mínima y con bastante poca frecuencia porque las actividades a realizar son muy puntuales. Algunas de ellas podría ser pintar fachadas y decorar establecimientos comerciales, pero en muy poca medida. En estos casos, no vale tanto la pena adquirir un andamio propio.

Por otro lado, está el almacenaje en un sitio seco. Los andamios no ocupan demasiado espacio, e incluso se pueden colocar encima útiles que se requieren para prácticamente todas las obras a las que se dedica el negocio. Eso sí, tener varios andamios guardados va a ocupar lugar que podría ser destinado a algo más útil dentro de la empresa.

Considerar el tamaño del proyecto

En general, el alquiler de andamios en Sevilla es rentable para proyectos que tienen hasta un año de duración porque es muy barato. A partir de este punto, lo mejor sería adquirir los propios, siempre que haya espacio para guardarlos cuando no se puedan quedar en la obra, aunque esto no es tan común.

Hay alquileres de andamios de diferentes planes. En algunos casos, podrías buscar alquilarlos durante un día nada más, o un mes. Dependiendo de la planificación que tengas y el tamaño del proyecto que se está realizando, te conviene escoger alguno de estos planes o simplemente comprar el o los andamios.

Consejos de seguridad para utilizar andamios

A pesar de ser tan útiles, siempre se tienen que tomar las medidas de seguridad adecuadas para prevenir accidentes. Por este mismo motivo, lo principal es que se utilicen únicamente por profesionales, que se armen por los negocios encargados y que se haga la adquisición o el alquiler con empresas certificadas.

Existen varios tipos de andamios, aunque todos tienen los mismos riesgos, y más o menos la misma manera de evitarlos.

Los principales riesgos

Más allá de que se dañe el andamio, todos los riesgos están relacionados con la salud de las personas. En el peor de los casos, un accidente podría significar la muerte.

  • La caída de las personas que están operando sobre el andamio, generalmente por un mal montaje de la estructura.
  • La caída del propio andamio. Puede suceder por apoyarlo en una superficie poco estable.
  • Que caiga material sobre empleados. Pasa por el descuido de los empleados al manipular los materiales, aunque se podría prevenir.

¿Cómo controlar los riesgos?

Lo primero y principal es que se trabaje solo y únicamente con andamios de calidad, que estén certificados y cumplan con la normativa vigente. Además, el montaje y desmontaje lo tiene que llevar a cabo el personal calificado.

  • Bloquear las ruedas de los andamios antes de trabajar si las tienen.
  • Procurar que la plataforma de trabajo tenga suficiente espacio para maniobrar, al menos 60 cm.
  • Las plataformas que tengan a partir de 2 metros de altura deben disponer de barandillas perimetrales para evitar la caída del personal.
  • Apoyar las estructuras en una superficie firme.
  • Colocar carteles de advertencia y delimitar la zona para que no pasen cerca personas mientras otra está trabajando en el andamio.
  • Nunca trabajar con andamios en exteriores cuando hay condiciones climáticas adversas.
Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad