Un médico salva la vida del taxista que le trasladaba al hospital, quien sufrió una parada cardiorrespiratoria mientras conducía. La rápida actuación de la Policía Local en apoyo al médico permitió mantenerle con vida hasta la llegada del 061 que le trasladó al hospital.

Sobre las 11:20 horas de esta mañana se producía un siniestro vial múltiple en la Av. Manuel Siurot de Sevilla, a escasos metros del Hospital Virgen del Rocío y prácticamente frente al Centro de Transfusión Sanguínea. Un taxista de 53 años de edad trasladaba a un cliente al entorno hospitalario. Metros antes del lugar del siniestro, el taxista se desvaneció sobre el volante quedando sin control el vehículo que fue a colisionar contra otros dos que circulaban por delante.

Afortunadamente el usuario del taxi es médico de profesión e identificó rápidamente que su conductor estaba sufriendo una parada cardiorrespiratoria. Con la ayuda de uno de los conductores afectados, evacuó al taxista al exterior comenzando a realizar maniobras RCP al tiempo que avisaba a los servicios de emergencias. Una dotación de Policía Local llegó inmediatamente al lugar comenzando a auxiliar al facultativo y a localizar un desfibrilador en la zona. La rápida intervención de este médico logró que el taxista recuperase las constantes vitales en dos ocasiones tras entrar en parada cardiorrespiratoria

Cuando los agentes llegaron con el desfibrilador el paciente había recuperado la consciencia momentáneamente, pero volvió a entrar en parada en dos ocasiones, lo que motivó que el desfibrilador aplicase descargas eléctricas en dos ocasiones. A la llegada del equipo de Emergencias Sanitarias 061 el paciente había recobrado las constantes vitales y, una vez estabilizado por el equipo sanitario, fue trasladado al Hospital para su atención.

La rápida actuación del médico y el apoyo de la Policía Local y los sanitarios el Centro de Transfusión Sanguínea, permitió mantener con vida al conductor y de esta forma su traslado al hospital.

Álvaro Guzguti

Álvaro Guzguti

Periodista