manifestacion-22m-2-paula-romero

Miles de personas marchan reclamando «dignidad»

La manifestación de las Marchas de la Dignidad ha empezado a disolverse tras la actuación de la Policía. Decenas de manfiestantes han decidido acampar pese a no contar con autorización del Gobierno.

Decenas de miles de personas han secundado en el centro de Madrid la manifestación conjunta convocada por las ‘Marchas de la Dignidad’ bajo el lema «pan, trabajo y techo para todos y todas» para pedir el fin de los recortes y la dimisión de Gobierno y para denunciar la situación límite de «emergencia social» en la que se encuentra gran parte de la población española, informan agencias.

La cabecera de la marcha, portadora de una gran pancarta en la que se podía leer ‘No al pago de la deuda. Fuera los Gobiernos de la Troika. No más recortes. Pan, Trabajo y Techo’, ha emprendido su marcha desde Atocha hacia la plaza de Colón a las 17:00 horas, si bien muchos de los manifestantes y algunas de las columnas se han ido sumando a lo largo del recorrido. En total, según los organizadores, se han congregado en Madrid más de dos millones de personas.

A su llegada a la plaza de Colón, situada a escasos metros de una calle Génova -donde se ubica la sede del PP- totalmente blindada por un fuerte despliegue policial, la cabecera y las distintas columnas han sido recibidas por miles de personas que se han ido concentrando allí a lo largo de la tarde.

Cuando se acercaba el final de la manifestación, un grupo de personas han empezado a lanzar objetos a los agentes, lo que ha motivado la intervención de la Policía. Las cargas policiales se ha saldado, de momento, con la detención de al menos dos personas. Los antidisturbios también están actuando en el Paseo de Recoletos donde decenas de personas anunciaron su intención de acampar tras la manifestación. La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, anunció que no permitiría ninguna acampada.

Nueve días de recorrido de la columna sur

La columna procedente de Andalucía salió hacia las nueve de esta mañana de Getafe para llegar una hora después a la carretera de Villaverde Alto. Tras ello, continuó por Puente Alcocer (10:30 horas), avenida de Andalucía y avenida de Córdoba (12:00), Madrid Río (puente de Legazpi, 13:00), paseo de las Delicias para llegar a Atocha a las 15:30 horas, el punto de salida de la manifestación.

Bajo el lema ‘Pan, trabajo y techo’, los caminantes quieren mostrar su repulsa por los recortes sociales, por la situación económica y el desempleo. Sin embargo, el motivo de las Marchas por la Dignidad es una amalgama de causas que se han ido uniendo a un eje común: la reforma de la ley del aborto, la reforma judicial, el aumento de tasas universitarias y un sinfín de razones bajo la que se oculta un objetivo: “que se vaya el Gobierno”, como señalan los organizadores.

manifestacion 22m-madrid1-paula-romero

En su protesta, los caminantes se encontrarán con un amplio y “potente” dispositivo policial compuesto por unos 1.700 agentes, mayor que el de anteriores convocatorias como la del 25-S o la de Rodea el Congreso de 2013. Los organizadores ya han señalado que se trata de un dispositivo “desproporcionado” y han remarcado el carácter pacífico de las protestas. La Delegación del Gobierno justifica estas cifras en la necesidad de velar porque las protestas se desarrollen “sin incidentes”.

Además de los organizadores, se han sumado a las marchas decenas de colectivos como la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), la Cumbre social -que integra a los sindicatos CC.OO., UGT, USO y a más de 100 organizaciones representativas de la sociedad civil- o la Coordinadora 25S y formaciones políticas como Izquierda Unida, Compromís o Equo.

Los afectados por los preferentes o por el ERE de Coca-Cola y de Panrico, las quejas contra los CIE y el racismo o los bomberos de Madrid tampoco han faltado en esta jornada de protestas. De hecho, los bomberos han formado un cordón para garantizar la seguridad de los manifestantes. «Rescatamos personas, no bancos», se podía leer en una de las pancarta portadas por este colectivo.

Los convocantes denuncian que la Policía ha retenido autobuses

Desde la pasada noche, Madrid está recibiendo autobuses llenos de personas que acudirán directamente a la manifestación de esta tarde. Sin embargo, el movimiento organizador de las marchas del 22M denuncia que  los controles policiales están siendo generalizados en todas las autovías y carreteras principales de acceso a la capital. Según ha publicado la organización, los controles policiales han paralizado la entrada de autobuses en 14 provincias y en la A-6 unos 30 autobuses han sufrido un parón de entre una y tres horas.

“El objetivo que persigue el Gobierno es impedir el acceso de decenas de miles de ciudadanos a Madrid para ejercer un derecho fundamental como es el de reunión y manifestación”, denuncian los convocantes. “Con esta actitud el Gobierno quiere convertir una protesta cívica y democrática de carácter masivo en un caos incontrolable difícil de regular”.

Asimismo, la plataforma convocante de las Marchas responsabiliza al Gobierno “de cualquier alteración del horario previsto por la organización debido a los retrasos que están causando los abusivos controles policiales”. Del mismo modo, asegura que informarán a los observadores internacionales de la Oficina para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

www.SevillaActualidad.com

 

Avatar

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *