La Fiscalía solicitará dos años más de prisión preventiva para Miguel, tiempo máximo que permite la Ley

Un tribunal profesional juzgará el caso Marta del Castillo

Se retoma el juicio del ‘Cuco’ con las declaraciones de los otros imputados

La Fiscalía de Sevilla toma esta decisión tras conocer que el caso Marta será juzgado finalmente por un tribunal profesional.

Sevilla Actualidad. La Fiscalía de Sevilla ha informado que solicitará prorrogar la situación de prisión preventiva de Miguel Carcaño, que permanece desde el 16 de febrero de 2009 en la cárcel de Morón de la Frontera.

Esta decisión la ha tomado después de conocer que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha acordado que sea un tribunal profesional y no un jurado popular el que enjuicie a los cuatro imputados mayores de edad. Por eso, la Fiscalía estudia la posibilidad de interponer un recurso ante esta decisión, ya que defienden que el caso se juzgue por jurado popular.

Desde la Fiscalía se ha informado a los medios de comunicación que, si todo sigue su curso, el juicio contra los cuatro mayores de edad podría celebrarse antes del verano. Concretamente, se podría celebrar en el mes de junio, ya que se trata de una causa con preso.

Además de los dos años de prórroga de prisión preventiva para Miguel, tiempo máximo que permite la Ley, también solicita 52 años para el asesino confeso, único de los acusados que permanece en la cárcel, aunque el Ministerio Público ha solicitado que todos los imputados indemnicen a Interior con más de 616.000 euros, cantidad invertida en búsquedas del cuerpo, y con 190.000 para la familia de la chica “por el daño causado”.

Antonio del Castillo: “El ‘Cuco’ está flaqueando”

El padre de Marta del Castillo, Antonio del Castillo, ha declarado que el menor imputado en el caso está flaqueando y ya no está tan fuerte”, ya que, según dice, la inspectora del Grupo de Menores (Grume) del Cuerpo Nacional de Policía, “le ha desmontado la versión que sostenía en la que decía que había recibido presiones y que por eso confesó la primera vez”.

Antonio también ha lamentado que los cuatro imputados mayores de edad no hayan dado ninguna pista sobre el paradero del cuerpo de su hija, “porque estábamos esperando que dijeran algo. Éste era el cartucho que yo tenía en este juicio para encontrar a mi hija”.

Hoy le tocará declarar a él y a su mujer, Eva Casanueva, que acudirán en la tercera jornada del juicio del ‘Cuco’. Ha explicado que llevan mucho tiempo esperando este momento y que no se van a callar.

El padre de Marta también ha tenido palabras para la actitud de Samuel Benítez ayer en los juzgados, “muy descarada”, mientras que Carcaño que ha mostrado “cabizbajo” y el ‘Cuco’ ha estado “muy pendiente” de todo. A María García, novia del hermano de Miguel, dice que la ha visto “desafiante y riéndose” y que en su declaración ha manifestado que «no vio la silla de ruedas en León XIII» y que «no escuchó a Antonio» llamar al piso.

Tribunal profesional

Después de más de un año barajando la posibilidad de si el caso fuera juzgado por un tribunal profesional o por un jurado popular, el TSJA tomó ayer la decisión: los cuatro imputados mayores de edad serán juzgados por tribunal profesional.

En el auto de la Sala, los magistrados entienden que «el delito fin o el objetivo perseguido» fueron las agresiones sexuales y no el asesinato (delito que corresponde enjuiciar a un jurado popular).

La acusación particular, incide la Sala, «afirma rotundamente» que los acusados dieron muerte a la víctima «para impedir que pudieran ser descubiertos los hechos que acababan de llevar a cabo», es decir, las agresiones sexuales.

“Por muchas investigaciones que quieran hacerse, las secuencias que se concretan en los escritos de calificación revelan una actividad de ocultación de los delitos de agresiones sexuales», señala el TSJA, que recoge para apoyar su justificación que «el menor y Miguel consumieron varias bebida alcohólicas…surgiendo en ambos la idea de mantener relaciones sexuales con Marta. Así, Miguel propuso a Marta que se acostara con él, negándose ésta tajantemente».

«Frustrado, Miguel comenzó a golpearla con los puños en el rostro, sumándose a la agresión el menor» y «sin solución de continuidad», se mata para, «seguidamente, comenzar a limpiar sangre y demás vestigios que allí habían quedado». Sangre de la víctima, indica el Alto Tribunal, que provenía no de la muerte violenta (murió por asfixia), sino de las previas agresiones sexuales.

Asimismo, la Fiscalía sostiene un argumento similar en su escrito provisional exponiendo que «Carcaño y el menor condujeron por la fuerza a Marta a la cama, donde la amordazaron para ahogar sus gritos, persistiendo en los golpes. Después la desnudaron parcialmente y continuaron con la agresión que habían iniciado con el propósito de obtener satisfacción sexual”.

Dice la Fiscalía que, ante tal delito de agresión sexual, los imputados decidieron acabar con la vida de la chica para impedir que pudieran ser descubiertos los hechos que acababan de llevar a cabo. «Mientras el acusado la sujetaba, el menor le rodeó el cuello con un cable de un alargador, apretando hasta asfixiarla».

Ante la decisión de que el caso sea juzgado por tribunal profesional, la familia de Marta ha explicado que aunque preferían que fuese por jurado, aceptan la decisión y confían en la Justicia.

Miguel y Samuel se negaron a declarar

Tanto Carcaño como Samuel Benítez se negaron ayer a declarar en la segunda jornada del juicio del ‘Cuco’. El asesino confeso ha sido el primero en declarar. Ha permanecido en la sala alrededor de una hora y 20 minutos en los que se ha acogido a su derecho a no declarar y no ha mirado “en ningún momento” al menor y ha permanecido “cabizbajo” sin prestar atención a un vídeo que le han mostrado con la reconstrucción de los hechos.

Tras Carcaño, que inmediatamente ha sido trasladado a la cárcel de Morón, ha sido el turno de Samuel Benítez, quien ha permanecido en la sala 20 minutos y se ha negado igualmente a declarar, tras lo cual ha abandonado el edificio de la Audiencia Provincial por los calabozos y ha cogido un taxi mientras una muchedumbre le gritaba «asesino» y que dijera dónde está el cuerpo de Marta del Castillo.

Posteriormente, ha entrado en el salón de plenos Francisco Javier Delgado, quien se ha limitado a reafirmar su inocencia y a ratificarse en sus declaraciones policiales y judiciales, cuando aseguró que «no tiene ni idea de qué pasó» la noche del crimen, noche en la que estuvo trabajando en su bar, asegurando al juez de Menores que «contestará a todas las preguntas que sean necesarias en el momento que esté debidamente asistido por letrado en un juicio con garantías».

Una vez concluida la comparecencia de Francisco Javier Delgado, le tocó el turno a su novia, María García, que insistió durante 20 minutos en sus declaraciones anteriores, cuando dijo que la noche de autos se encontraba estudiando unas oposiciones en la vivienda y que «no oyó nada».

Tras los cuatro mayores de edad ha entrado en la sala la inspectora jefe del Grupo de Menores (Grume) del Cuerpo Nacional de Policía, quien ha explicado durante 30 minutos al juez las líneas de investigación que se siguieron desde que se conoció la desaparición de Marta del Castillo. «Rápidamente», desde el Grume se decantaron por la hipótesis de la desaparición «forzada».

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad