La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

La Federación de Consumidores en Acción de Andalucía -FACUA- y el Partido Andalucista, denuncian irregularidades en los billetes que expenden las máquinas de cada Estación. Por su parte, el PP rechaza las tres medidas paliativas del ruido en las estaciones de San Juan de Aznalfarache, propuestas por la Junta. Los populares creen que es “un parche” y que la única solución es volver al proyecto inicial. De otra forma, el Ayuntamiento de Tomares, también exige a la Junta vuelva al proyecto inicial del Metro, donde constaba la llega hasta el municipio tomareño de la Línea 1.


Sevilla Actualidad. Varios son los frentes de protestas, en lo que al Metro de Sevilla se refiere, con los que tendrán que enfrentarse el nuevo presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán. Se acumula la presión por parte de los partidos políticos, así como de los propios ciudadanos sevillanos:

En lo que respecta a los billetes del Metro, la Federación de Consumidores en Acción de Andalucía -FACUA-, ha reclamado a la Consejería de Obras Públicas y Transportes que corrija varias irregularidades en los recibos emitidos por las máquinas expendedoras del nuevo transporte público.

Facua se une así a las denuncias que realizó hace unos días el Partido Andalucista. Coincidiendo con éste en que el recibo del bonometro, presenta el nombre de una empresa inexistente, Metropolitano Sevilla, con un supuesto domicilio en el número 520 de la calle Tetrett, en la localidad La Acebeda –municipio  de menos de 100 habitantes- y  código postal 28047 de Madrid. Hay que tener en cuenta que la empresa que gestiona el servicio es Metro de Sevilla Sociedad Concesionaria de la Junta de Andalucía, con domicilio en Sevilla.

Asimismo Facua también sanciona el hecho de que la factura incluye un Código de Identificación Fiscal (CIF) incorrecto, con siete dígitos en lugar de los nueve que componen un CIF. Otro de los modelos omite el CIF y el nombre y dirección de la empresa. Algo en lo que también coincide con las quejas del PA.

Hay que tener en cuenta que el CIF fue derogado con efectos desde el 1 de enero de 2008 por el Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio que define el uso del Número de Identificación Fiscal (NIF). Por lo que el código usado en las facturas sería obsoleto.

Además de ello, la organización de consumidores ha detectado que las facturas emitidas no indican que en el importe está incluido el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), algo preceptivo conforme al Reglamento por el que se Regulan las Obligaciones de Facturación –  Real Decreto 1496/2003, de 28 de noviembre-. Por su parte, los recibos tampoco señalan que el precio del billete incluye el Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV). Por lo que se incumple con el artículo 60 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.
El PP rechaza las medidas paliativas del Ruido

Las irregularidades en los billetes que expenden las máquinas del Metro no copan toda la problemática del servicio público sevillano. Puesto que el Partido Popular (PP) ha calificado de “parches” las tres medidas que Ferrocarriles Andaluces –empresa adscrita de la Consejería de Obras Públicas- ha propuesto para paliar los ruidos del Metro. Dichas medidas pretendían acallar las protestas de los vecinos de San Juan de Aznalfarache, debido a la contaminación acústica causada por los trenes a su paso por la zona.

Sin embargo, el parlamentario por Sevilla, Jaime Raynaud, ha asegurado que “el torneado, engrase de las ruedas y las pantallas acústicas, si lo anterior no funciona, son meros parches para tapar un problema que han creado ellos mismos”. El Grupo Popular ve como único modo de paliar el problema del ruido, cumplir con el proyecto inicial por parte de la Junta. “Esperando así que el incumplimiento del anterior Consejero se convierta en el primer cumplimiento de la nueva Consejera”, en referencia a la consejera de Obras Públicas y Transportes, Rosa Aguilar.

El mencionado proyecto inicial se basaba en “la construcción de un falso túnel abierto hacia la autovía para que aislara la zona de ruido y vibraciones y los enviara a esta carretera y además, el material a usar, sería de polimetracrilato o policarbonato para dejar pasar la luz y reducir el impacto visual”.

Según Raynaud, “sin embargo, con los únicos objetivo de abaratar costes y terminar las obras a toda costa para llegar a una fecha de inauguración,  la Junta decidió modificar el proyecto y ahora más de un millar de vecinos sanjuaneros están soportando los ruidos y las vibraciones que genera el metro a su paso por San Juan”.

Exigen que el Metro llegue a Tomares

A las protestas de los sanjuaneros y el PP, se unen ahora las de otra localidad, la de Tomares. En concreto el Ayuntamiento del también municipio del Aljarafe, ha pedido a la Junta que haga llegar el Metro de Sevilla hasta la localidad tomareña.

El alcalde de Tomares, José Luis Sanz, recuerda que cuando se retomó el proyecto del metro, la línea 1 llegaba hasta los municipios de San Juan de Aznalfarache, Mairena de Aljarafe y Tomares pero que “de repente, de la noche a la mañana, la prolongación del metro hasta Tomares desapareció del proyecto de la Junta de Andalucía”.

Por ello, el edil considera que “se está cometiendo una grave injusticia con Tomares que los vecinos no logran entender”. Puesto que “no hay derecho a que nos condenen a los tomareños y unos 100.000 vecinos de este lado del Aljarafe a vivir eternamente atascados en el coche”.

“De hecho”, ha añadido Sanz, “en Tomares nunca se ha entendido por qué desapareció el proyecto del metro y se sustituyó por un proyecto del siglo XIX como es el tranvía y que, para colmo, en vez de recorrer los pocos más de tres kilómetros que separan Tomares de Sevilla, llevaría a los tomareños de paseo y haciendo la misma distancia hasta San Juan o Mairena”.

www.sevillaactualidad.com

 
{linkr:related;keywords:metro+de+sevilla;limit:5;title:Art%C3%83%C2%ADculos+relacionados}