La-homosexualidad-masculina-concentra-el-85-de-las-nuevas-infecciones-por-VIH image 380-1

El buen sexo va más allá del puro placer. En 2015 se notificaron en Sevilla 172 casos de VIH y 21 casos de Sida, según el informe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía. Por su parte, la Asociación Adhara, que  centra su labor en concienciar a la población sevillana y evitar que los datos por casos de infección de VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual aumenten, realizó 1.340 pruebas de detección precoz del VIH en 2016, de las cuales 37 dieron resultado positivo.

A estos números hay que sumar los datos ofrecidos por la Fundación Triángulo, que ha realizado desde enero de este mismo año más de 200 pruebas rápidas de detección precoz del VIH en Sevilla. Dicha entidad organizó el pasado 29 de noviembre la II Jornada Andaluza de Prueba Rápida consistente en ejecutar pruebas de forma simultánea en las ocho provincias andaluzas. De Sevilla recibieron más de 50 peticiones para realizarlas.

Cada vez la población es más consciente del peligro que suponen las enfermedades de transmisión sexual, y especialmente el VIH, gracias a organizaciones y asociaciones dedicadas a crear espacios comunitarios para facilitar información acerca de estas infecciones.

En concreto, Sevilla se consolida desde 2015 como la primera ciudad española en firmar la Declaración de París en su lucha contra la infección del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual tras un acuerdo plenario aprobado por unanimidad en ese año. El concejal de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores, manifestó  «la necesidad de tratar este tema como un problema de salud pública», en la presentación de una campaña de prevención de riesgos de enfermedades de transmisión sexual  impulsada por el consistorio y titulada ‘El buen sexo’. 

De este modo, subrayó que es un asunto que “requiere concienciación y sensibilización”, poniendo especial énfasis en las zonas de Casco Antiguo y la zona norte de la ciudad. Ambos enclaves albergan multitud de bares, discotecas y lugares de ocio que reúne al colectivo LGTBi, y, según el informe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica, «donde más casos de contagio se da, es en las relaciones de hombres con otros hombres».

El Informe de VIH/SIDA del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía, indica que «en 2015 se dieron 571 casos de infección de VIH en hombres frente a los 79 casos dados en mujeres» y que «los casos de infección se incrementan en las edades comprendidas entre 25 y 29 años en 2015, alcanzando un total de 107 casos notificados en 2015 en Andalucía».

Principalmente los casos de infección por VIH aumentan en las relaciones de hombres con otros hombres, ya que en 2015 se dieron 342 casos notificados, mientras que en el caso de las parejas heterosexuales se dieron 143 casos en ese mismo año.

Imagen del VIH./Wikipedia

Ante esto, las organizaciones inciden principalmente en el desconocimiento del riesgo que producen las relaciones sexuales sin ningún tipo de protección y sobre todo en la poca conciencia que hay acerca del significado de esas posibles infecciones, porque :¿VIH y SIDA es lo mismo?

Tener VIH no significa tener SIDA. El VIH o Virus de la Inmunodeficiencia ataca al sistema inmunitario de la persona a la que se infecta. Concretamente este virus entra en el cuerpo tras una práctica sexual de riesgo y afecta a los linfocitos CD4, células que fabrican anticuerpos para combatir las infecciones que causan los agentes externos. Si el virus entra en el cuerpo de una persona y se multiplica de manera acusada, el sistema inmunológico se debilita y, por consiguiente, se produce la enfermedad conocida como SIDA. En este sentido, el estar infectado de VIH no necesariamente implica tener SIDA.

En esto, asociaciones como Adhara, declarada Entidad de Utilidad Pública por el Ministerio de Interior desde el año 2015, hace especial hincapié en este asunto. Manifiesta en su memoria del ejercicio del año 2016 que uno de los obstáculos a los que se enfrenta una persona que padece VIH son “el rechazo y la percepción errónea de que no podrá tener pareja a no ser que tenga su misma condición”.

Para ello, la ONG sevillana fomenta un clima de sensibilidad con las parejas serodiscordantes, es decir, parejas donde uno contiene el VIH y el otro no. Más de 20 parejas acudieron en 2016 a este servicio que ofrece Adhara en la sede y en los hospitales sevillanos en los que colabora, como el Virgen del Rocío, Virgen Macarena o el Virgen de Valme.

Esta práctica se concibe a modo de terapia, donde el objetivo se fundamenta en conocer si las prácticas sexuales de estas parejas son de riesgo o no y cuáles son los principios claves de una pareja serodiscordante.

El 58,8 por ciento de la población se sentiría incómodo si algún compañero de su hijo fuera portador del virus.

En este sentido la Asociación es “de gran ayuda para ofrecer herramientas que permitan a los afectados tener las mismas esperanzas de felicidad en pareja que el resto de la población. La información es fundamental para bajar el umbral del miedo y poder llevar una vida en pareja como cualquier otra”, tal y como manifiesta en su memoria de 2016.

La discriminación y la estigmatización de personas que padecen el VIH es otra cuestión que refuerza la idea de concienciación sobre esta infección y sobre las prácticas sexuales de riesgo. El informe de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE) de 2010 arroja, que el 58,8 por ciento de la población se sentiría incómodo si algún compañero de su hijo fuera portador del virus. Este aspecto también se da en el ámbito laboral, pues un 30,8 por ciento de la población se incomodaría si supieran que tienen compañeros portadores del virus en el trabajo.

Ante esto, Adhara organiza unos grupos de apoyo emocional para hombres homosexuales portadores del virus y en 2016 participaron 43 personas. Estos grupos también se dan para parejas heterosexuales y ha contado con la participación de 20 personas.

Estos, solo son algunos de los datos que se tienen que tener en cuenta. Pero a la hora de practicar relaciones sexuales de riesgo, una persona no solo puede contagiarse de VIH. Hoy día son muchas más las enfermedades que, con un simple descuido, pueden traspasarse de un cuerpo a otro. Por ello se hace necesaria una concienciación sobre este asunto en todas las etapas de la vida, porque el sexo saludable no es ninguna tontería.

 

Avatar

Luis Miguel Rojas

Estudia Periodismo en la Universidad de Sevilla, por lo que se identifica como protoperiodista. Concibe el periodismo como una de las mejores formas de construir el día a día . Actualmente es redactor...