Rajoy, durante su comparecencia ante los medios, en La Moncloa

Entre las medidas, que ahora el Senado deberá debatir y aprobar, está el cese de todo el Gobierno de Cataluña, la dirección de la Generalitat por parte de los ministerios y limitar la capacidad del Parlamento catalán para proponer, debatir o investir a nadie como presidente de la Generalitat.

A las 13:25 de la tarde, y tras unas dos horas de reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido para explicar las medidas acordadas respecto a la situación en Cataluña.

Según Rajoy «no se pueden hacer peor las cosas, incluso para los propios intereses» de la Generalitat y ha reiterado que no ha habido oferta de diálogo sino «una imposición». «El gobierno ha tenido que aplicar el 155. No era nuestro deseo ni nuestra intención. Es un artículo que sólo se aplica en circunstancias excepcionales. Lo aplicamos porque ningún gobierno de ningún país democrático puede aceptar que se ignore y se cambie la ley. El 155 es un artículo constitucional y votado por los españoles».

«Los objetivos son cuatro. El primero volver a la legalidad, el segundo recuperar la normalidad y la convivencia, continuar con la recuperación económica, que hoy está en evidente peligro por decisiones caprichosas» ha dicho «y el cuarto, celebrar elecciones autonómicas» ha expuesto Rajoy.

Rajoy ha aportado datos económicos para justificar las medidas, entre ellas «el traslado de más de mil empresas de Cataluña a otros puntos de España, desmotivado el turismo o paralizado inversiones externas».

La primera medida que va a adoptar el Gobierno, será la disolución del Parlamento de Cataluña, tras la aprobación del Senado. Rajoy a hablado de un plazo de seis meses, pero ha asegurado que su voluntad es hacerlo «en cuanto sea posible, para abrir una nueva etapa para preservar los derechos y la convivencia» en Cataluña.

Rajoy, durante su comparecencia ante los medios, en La Moncloa

Cese de Puigdemont, Junqueras y todo el gobierno catalán

Asimismo, entre las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros, se encuentra la solicitud al Senado, al amparo del 155, es autorizar al Gobierno a adoptar el cese del presidente, vicepresidente y todo el Govern. Esas funciones corresponderán a  partir de entonces a los distintos ministerios, que asumirán las competencias. La administración de la Generalitat de Cataluña, continuará funcionando como la administración pública con las competencias que les atribuye el Estatut de Cataluña.

El Parlament de Cataluña, queda por tanto para la función que tiene encomendada -la representativa- pero el presidente del Parlamento no podrá proponer candidatos a la Presidencia, ni debatir la investidura de ninguna. Y tampoco se podrán adoptar iniciativas contrarias a la Constitución ni al Estatuto de Cataluña. Es decir, Rajoy será ‘de facto’ el presidente de la Generalitar, que pasará, tras el acuerdo en el Senado, a depender del Gobierno de España. Será entonces el presidente del Gobierno de España el competente para disolver la cámara catalana y convocar elecciones.

Rajoy a pedido tranquilidad «porque esto se arreglará» y dice que trabajará «por la convivencia y la concordia entre todos» para que «los catalanes vuelvan a sentirse unidos y partícipes de un proyecto compartido que se llama España». Finalmente ha agradecido al PSOE y a Ciudadanos «su apoyo», tras señalar que las medidas han sido acordadas «de acuerdo» con ellos.

Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...