Este colorido mural muestra la vida marina que existen en mares y océanos del planeta
{jathumbnail off}Los 35 artistas internacionales han concluido sus trabajos en el Polígono San Pablo. Con alrededor de 42 murales han conseguido un barrio brillante, colorido y solidario. La necesidad de cuidar el planeta, el valor de las mujeres o la preocupación por las generaciones futuras son algunos de los mensajes que quedarán grabados para siempre en las paredes de los bloques de este barrio sevillano.

Miriam Rico. El proyecto ha terminado y el barrio de San Pablo luce bonito, brillante y rejuvenecido. ‘Arte para todos’ y los 35 artistas llegados de todas partes del mundo han aportado un toque de aire fresco a este barrio sevillano.

Los vecinos, encantados, miran sus bloques pintados con murales que intentan transmitir un mensaje, encuadrado dentro de los Objetivos del Milenio que intentan trasmitir buenas intenciones, como la necesidad de cuidar el medioambiente, la igualdad de géneros, la erradicación de la pobreza o combatir el SIDA…

Durante 15 días –del 27 de septiembre al 1 de octubre- artistas internacionales han  convertido a San Pablo en el mayor museo de arte al aire libre más grande de Europa.

“Aunque en un principio se iban a realizar 30 creaciones, los vecinos han quedado tan encantados y asombrados con estos murales que todos piden que se pinten sus bloques, por lo que se han elaborado alrededor de 42 murales en las zonas A y B del Polígono San Pablo”, ha reconocido el promotor del proyecto, Peter Cleasson, a Sevilla Actualidad.

‘Arte para todos’ pretende acercar el arte y la cultura a las personas normales, tanto a través de murales y pinturas, como con cinco esculturas que se instalarán en diversas plazas del barrio, como en la plaza Niño de Vallecas o en la plaza Cristo y Alma.

De momento, la iniciativa está teniendo una gran acogida, tanto por parte de los vecinos, que se muestran orgullosos de exhibir un barrio colorido y bonito, como por todas aquellas personas que llegan a este barrio hispalense y comentan “la maravilla que están haciendo”.

Según Claesson, “las personas que lleguen a Sevilla ya no sólo centrarán su visita en recorrer las calles céntricas de la capital, sino que también admirarán el arte que hay en los barrios, en lugares donde viven esa gente normal que cada día trabaja y lleva una vida propia”.

Esto es precisamente lo que valoran los artistas que han llegado a este barrio. “Aunque al principio los vecinos se mostraron más reacios porque no sabían qué era lo que iba a pasar, con tanta pintura, decían, al final han acabado encantados y nos han acogido muy bien”, reconoce Lalo Luque, grafitero malagueño.

Y tan complacidos han quedado que agradecerles lo que están haciendo en y por el barrio se queda corto, pues también les llevaban churros y comida a los artistas, incluso les guardaban los útiles en sus propias casas. Y es que, este sueño ha sido posible gracias a la aportación de Josh Sarantitis, Victor Ash, Sergio Vergara, Nena Sánchez, Lalo Luque, Eric Okdeh, Carin Stein o Federico Bacher, artistas que han coloreado y dejado una parte de ellos mismos en San Pablo, que luce más solidario que nunca.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad