Los anteproyectos de las líneas 2, 3 y 4 del metro de Sevilla, disponibles desde ayer públicamente, dibujan una red con tramos en superficie y algunas conexiones difíciles. Sólo una estación permitirá apearse en el centro y la falta de correspondencia entre las líneas 1 y 2 podría multiplicar los transbordos.

 

Carlos Orquín / Agencias. Los anteproyectos de las líneas 2, 3 y 4 de metro de Sevilla ya están disponibles para la consulta pública y posible presentación de alegaciones. Las tres presentan varios tramos en superficie y varias posibilidades de trazados.

La Línea 2 será la única que tendrá parada en el centro de la ciudad, con la ubicación de la estación por determinar, aunque en el documento se barajan las Plazas del Duque o Cristo de Burgos. En total recorrerá 13.570 metros subterráneos salvo los tramos Montes Sierra-Luis Uruñuela y Polígono El Pino-ramal técnico hasta Talleres y Cocheras, en el mismo polígono industrial.

El trayecto completo de la Línea 2, que va desde la Isla de la Cartuja a la zona industrial cercana a Sevilla Este y Torreblanca, aparece con una cifra oscilante entre las 13 y las 18 paradas subterráneas y entre las dos y las cuatro en superficie.

Según los criterios del anteproyecto, en las distintas alternativas de recorrido pesarían por encima de cualquier otra consideración la afección al patrimonio, con el riesgo asociado a la complejidad de una estación subterránea en la zona centro.

Asimismo, casi todas las opciones coinciden en dejar en superficie los tramos del Polígono Industrial El Parsi y el ramal técnico a Talleres y Cocheras –sólo una alternativa aboga por que este tramo sea soterrado–, además de Montes Sierra y Luis Uruñuela, donde se dejan claras las “ventajas económicas y la magnitud del espacio”.

De escogerse esta opción, tendría un trazado de 9.650 metros en subterráneo –6.007 entre pantallas y 3.643 con tuneladoras– y de 3.920 metros en superficie, con 13 estaciones soterradas y cinco a ras de suelo. El presupuesto base de licitación sería de unos 1.032,7 millones y la demanda diaria de viajeros, calculada para el año 2017, de 65.376.

Un problema sería el hecho de que la Línea 2, que es un eje transversal este-oeste al igual que la Línea 1, no se cruce con ésta, con la incomodidad de tener que hacer dos transbordos para recorridos que tengan como destino el centro de la ciudad o Nervión, por ejemplo.

Once kilómetros de Línea 3

En cuanto a la Línea 3, prioritaria en su construcción, el anteproyecto de alternativas apuesta por un trazado de 10.925,29 metros en el que 2.320,50 metros discurrirían en superficie, concretamente en la avenida de Jerez hasta la Palmera y en la Ronda Norte hasta Pino Montano.

En concreto, el recorrido comenzaría en la avenida de Jerez, contemplando la futura prolongación hasta Bellavista en superficie, y no iniciaría su soterramiento hasta el inicio de la avenida de la Palmera. Así, continuaría en subterráneo por la avenida de la Borbolla, el Prado de San Sebastián, la Ronda Histórica y la Macarena hasta San Lázaro.

Sería precisamente en San Lázaro donde se elevaría la rasante para salir en superficie y continuar así por la Ronda Norte hasta el cruce con Pino Montano, donde se volvería a soterrar para discurrir en subterráneo por todo el núcleo de esta barriada periférica. Esta alternativa contempla, por tanto, 14 paradas subterráneas y cuatro en superficie y la previsión de dar servicio a 149.291 habitantes y alcanzar en 2017 los 91.158 viajes diarios, ya que recorre zonas muy pobladas.

Con un presupuesto base de licitación de 720,9 millones de euros, esta opción es la mejor valorada por la Junta, la más barata. No obstante, el anteproyecto también destaca los aspectos funcionales de otra opción cuyo presupuesto asciende a 781,4 millones de euros, al reducir hasta 1.205,80 metros y dos paradas el trazado en superficie.

En cuanto a las otras dos alternativas, ambas presentan trazados íntegramente soterrados, pero el presupuesto base de licitación alcanza los 853,5 millones en el primer caso y los 844,8 en el segundo.

Línea 4, circular

Por otro lado, el anteproyecto de la Línea 4 recoge un total de tres alternativas cuyos trazados coinciden prácticamente en un 90 por ciento, porque en las tres opciones se contempla un recorrido de algo más de 17,2 kilómetros con 19 estaciones subterráneas y cinco paradas en superficie para dar servicio a más de 150.000 potenciales beneficiarios mediante una infraestructura soterrada totalmente salvo en su recorrido por la Isla de la Cartuja y su cruce por el río Guadalquivir hasta la calle José Díaz.

En concreto, la primera alternativa de la futura línea circular del metro propone arrancar la infraestructura desde Reina Mercedes, en la calle Páez de Ribera, para superar hacia el Este y cruzar bajo la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz para continuar e internarse en la Isla de la Cartuja mediante un puente. En el parque tecnológico, el metro transcurriría en superficie hasta la confluencia de las calles Leonardo Da Vinci y Américo Vespucio, porque a partir de ahí seguiría bajo tierra hasta alcanzar el entorno de Torre Triana y seguir el corredor formado por la Ronda de Triana y la avenida de López de Gomara, para acabar alcanzando de nuevo Páez de Ribera.

La segunda alternativa comenzaría el recorrido desde la calle Profesor García González, también en Reina Mercedes, con un trazado menos sinuoso bajo la calle Conde de Gálvez para salvar posteriormente el cruce con la calle Luís de Rosales y continuar bajo la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz. Finalmente, alcanzaría el parque Celestino Mutis para acoplarse prácticamente al cien por cien al trazado descrito en la primera alternativa.

Pero la alternativa con mejor comportamiento desde un punto de vista global según los análisis de la Junta es la tercera, que comparte el 90 por ciento del trazado con las anteriores y que sólo se diferencia a la hora de construir mediante una tuneladora el túnel que salvará la dársena del río Guadalquivir y los terrenos portuarios, porque el túnel se prolongaría casi un kilómetro más hasta el parque Celestino Mutis para que este sistema constructivo rigiese en todo los trazados del entorno de Reina Mercedes, del hospital Virgen del Rocío y de la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz. Supondría un coste aproximado de 1.090.135.497,43 euros con 152.031 potenciales usuarios.

Con estas tres líneas Sevilla contaría con 41,73 kilómetros de metro. Cerca de un 80 por ciento se desarrolla de forma subterránea –mediante pantallas o tuneladora–, con un total de 46 estaciones subterráneas y de 14 paradas en superficie, según las opciones preferentes. En cuanto al presupuesto base de licitación, la suma total es de cerca de 2.900 millones de euros, y de 1.000 millones de euros para los tres tramos prioritarios de las líneas 2, 3 y 4, casi 18 kilómetros de longitud.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad