El vendedor de la ONCE Antonio Velázquez. - ONCE
El vendedor de la ONCE Antonio Velázquez. - ONCE

El sorteo de la ONCE de este lunes ha dejado una parte de su fortuna en Sevilla, donde Antonio Velázquez ha vendido diez cupones premiados con 35.000 euros, repartiendo así 350.000 euros en Los Remedios. Velázquez llevó la suerte al quiosco ubicado en Virgen de Luján 42, y cuando ha sabido que ha dado el premio se ha declarado «muy contento» por sus clientes, que responden a un perfil muy variado, tanto de personas mayores, como de jóvenes.

«Estoy esperando a los clientes que les ha tocado, esto es mucha alegría para todos Los Remedios», ha dicho. Antonio lleva tres años vendiendo en Los Remedios después de haber vendido en Triana, y asegura estar «encantado con la clientela que me he hecho aquí, son todos muy amables y muy buena gente», según recoge la Fundación en una nota de prensa.

A su juicio, la clave para ser un «buen vendedor» de la ONCE es «ser simpático, ser educado, sacar una sonrisa al cliente si se puede, y ser muy constante». Antonio perdió la visión por completo por un accidente en 2001. «Los tres primeros años nada más que quería morir», cuenta con «naturalidad», al tiempo que ha explicado que a través de la psicóloga de la ONCE, María Ángeles, empezó a animarse y a convencerse de que «la vida seguía de otra manera hacia adelante». Antes era camarero en Reina Mercedes y desde 2008 vendedor en la capital andaluza. Tiene 54 años.

Asimismo, reconoce que la ONCE ha hecho mucho por él. «Me ha ayudado mucho, esta segunda parte de mi vida se la debo a ella, mi segunda vida, fue la que tiró de mi para arriba cuando estaba hundido y me hicieron ver que se podía vivir de otra manera, pero se podía vivir», ha apostillado.

Deja un comentario