Un juzgado de lo Penal de Sevilla ha condenado a una falsa dentista a pagar una multa de 2880 euros por un delito de intrusismo profesional cometido tras explorar, diagnosticar, prescribir, tomar impresiones y adaptar una férula de descarga a una paciente.

En este proceso, el Colegio de Dentistas de Sevilla, que denunció tales hechos, ha actuado como acusación particular como corporación de derecho público a través de su Asesoría Jurídica.

En la sentencia queda probado que la acusada realizó funciones propias de la profesión de dentista, ya que, tras la exploración, diagnosticó de bruxismo a la paciente, tras lo cual le prescribió una férula de descarga e intervino en la boca de la paciente, sin que en ningún momento interviniera un dentista.

Según dice la sentencia, «las férulas de descarga reúnen requisitos de tratarse de productos invasivos y de uso temporal y además deben adaptarse a las circunstancias y medidas del paciente y deben ser consideradas como prótesis».

La acusada, continúa la sentencia, informó de la necesidad de tres «consultas» y del precio del producto sin preguntar para qué necesitaba la férula y si tenía la prescripción necesaria de un odontólogo.

«Del hecho de que sea vendida por Internet algún tipo de férula, cuestión que no ha sido objeto de actividad probatoria en el presente procedimiento, no se infiere que se trate de productos de fabricación libre y que escapen de la normativa anteriormente señalada ya que el citado decreto 1591/09 permite que los fabricantes de éstas puedan venderlas comunicándolo a la Agencia Española del Medicamento, la cual establecerá la homologación necesaria al respecto. Por tanto, sentado que nos encontramos con la fabricación de una prótesis, el protésico dental ha de guiarse por las prescripciones de un odontólogo o estomatólogo».

La condenada se ha visto beneficiada por una reducción de la condena por las dilaciones indebidas del procedimiento debido a la carga de trabajo del juzgado en el que se enjuiciaron los hechos.

Desde el Colegio Oficial de Dentistas de Sevilla se sigue persiguiendo los delitos de intrusismo profesional para asegurar una asistencia sanitaria odontológica adecuada y de calidad, luchando de forma eficiente contra aquellos que ejercen la Odontología sin tener la formación, las competencias y las capacidades legales necesarias.

No obstante, desde la organización colegial se exige el endurecimiento de las penas puestas por este tipo de delitos, ya que por el momento no es suficiente para reducir el elevado número de infracciones que se producen en el ámbito de la Odontología.