Archivo - Imágenes de archivo de una restauración en uno de los retablos de la Catedral - EUROPA PRESS - Archivo

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla ha informado favorablemente sobre tres intervenciones de restauración y mantenimiento en la Catedral. Concretamente, se llevarán a cabo en los retablos de la capilla de San José y el del altar de Santa María Magdalena, así como el Simpecado de la Virgen de la Antigua.

El retablo de San José es de estilo neoclásico y fue confeccionado entre 1799 y 1805. Construido mayoritariamente en piedra natural, combina diversas tonalidades y presenta algunos ornamentos y detalles arquitectónicos realizados en metal sobredorado. Aunque ambos materiales -piedra y bronce- se caracterizan por su estabilidad y perdurabilidad, presentan una serie de alteraciones por causa del depósito de polvo y suciedad, así como hollín y arena, por lo que es necesaria esta intervención.

El retablo de Santa María Magdalena se encuentra en el muro de la cabecera, junto a la Puerta de Palos. Fue construido por Juan de Hoces en 1481 y en él se integran once pinturas al óleo atribuidas a un seguidor de Alejo Fernández. El conjunto del retablo presenta un estado de conservación pésimo, pues su estructura es estable, pero son las pinturas que lo decoran las que sufren de un estado de conservación más delicado y reclaman una intervención a corto plazo.

Y la tercera intervención aprobada es la del Simpecado de la Virgen de la Antigua. Se trata de una copia de la imagen de la Virgen de la Antigua y es, sin duda, la representación mariana con mayor devoción en la capital hispalense durante los siglos XVII y XVIII. La pieza presenta un estado de conservación general deficiente y la intervención tiene carácter integral, pues se dirige tanto a la parte pictórica del bien como a la parte textil.

Intervención de urgencia en el Alcázar

La comisión también ha informado favorablemente una intervención de urgencia en las pinturas murales de la Galería de Grutescos del Jardín del Estanque de Mercurio en los Reales Alcázares.

La parte de la muralla que linda con el Jardín del Estanque de Mercurio, decorada por Diego de Esquivel en el siglo XVII con pinturas murales, presenta un deficiente estado de conservación del conjunto de las pinturas debido a su exposición permanente al exterior, con la inevitable acción conjunta de los factores atmosféricos y biológicos, así como a la falta de un programa de mantenimiento adaptado a las necesidades de conservación del bien.

Así, las actuaciones que se definen en el proyecto aprobado se limitarán a intervenciones estrictamente de emergencia en las pinturas murales en peligro de desprendimiento, a la espera de la futura redacción de un proyecto de conservación completo que aborde las patologías desde su origen.

Restauración en Aznalcázar

Respecto a la localidad de Aznalcázar, la Comisión de Patrimonio ha informado favorablemente sobre la restauración de la portada oeste de la iglesia de San Pablo, joya de la arquitectura gótico-mudéjar sevillana fechable en el siglo XIV. La portada, que está construida con ladrillo bícromo, y decorada con almenas dentadas casi renacentistas, muestra desgastes y pérdida de masa en algunas zonas, así como zonas poco lavadas y concreciones calcáreas (costra negra) que están ocasionando la exfoliación del ladrillo con pérdida de materia; y una importante colonización de líquenes y algas, principalmente en la zona superior, se encuentran entre las causas de deterioro más evidentes.

Estudio del anfiteatro de Carmona

Además, la comisión ha informado favorablemente sobre el estudio de detalle del entorno urbano del anfiteatro del Conjunto Arqueológico de Carmona. Este tiene por objeto la definición de las nuevas alineaciones exteriores del anfiteatro en sus fachadas con la avenida de Jorge Bonsor y con la calle Anfiteatro, así como la nueva alineación del cerramiento de la Necrópolis en el tramo noreste de su fachada colindante con la tumba de El Elefante. Además, se define la alineación del borde oeste del anfiteatro siguiendo las indicaciones de la actuación prevista en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico.