La Fiscalía de Sevilla reclama, de cara al juicio de este jueves, seis años y medio de prisión para Joaquín G.A., conocido como el «Chanquete» de Las Vegas. Y a seis años de cárcel para otros dos, acusados todos ellos de un presunto delito de robo con intimidación y uso de armas en concurso con un delito de detención ilegal en el Polígono Sur de Sevilla, donde habrían secuestrado a dos varones con objeto de robarles.

Según la Fiscalía, los hechos se remontan al 22 de mayo de 2020, durante el primer estado de alarma contra el coronavirus, cuando dos varones se dirigieron a la barriada de Las Vegas, considerada una de las zonas de mayor marginalidad y delincuencia. Allí, accedieron a una vivienda donde uno de ellos sabía que «vendían muchas sustancias» estupefacientes.

En esta vivienda de Las Vegas, según el relato de la Fiscalía, contactaron con «Chanquete», con antecedentes por delitos de robo con violencia o intimidación, quien les amenazó presuntamente con un cúter «y los condujo a otro piso» donde estaban los también acusados Raúl C.M. y Miguel Ángel R.B., con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia; «exigiéndoles el dinero que llevaran», tras lo cual les arrebataron un reloj de pulsera, una cartera con 30 euros en efectivo y las llaves del vehículo particular de uno de ellos.

A continuación, y con la amenaza del cúter, los acusados, siempre según la Fiscalía, condujeron a las víctimas hasta un cajero automático «para sacar el dinero que tuvieran» en su cuenta bancaria, avisándoles de que de lo contrario «no les devolverían el coche» propiedad de uno de los afectados.

Ya en la avenida de la Paz del Polígono Sur, Raúl C.M. y Miguel Ángel R.B. supuestamente obligaron a una de las víctimas «a extraer dinero del cajero», momento que el restante secuestrado, que se había quedado dentro del coche a la espera, habría aprovechado para «llamar a la Policía».

Una posterior intervención policial cuando todos ellos circulaban en el coche por el barrio de Las Letanías, finalmente, se saldó con la detención de los inculpados y la liberación de las víctimas.